viernes, enero 28, 2011

Lectores enfadados

En noviembre del 2005 fundamos una editorial. La editorial, como tantos proyectos en la vida, no fue del todo real. La idea era publicar, sacar adelante, obras del circuito más decadente de la literatura, que es el circuito de los internautas. La editorial era, pues, un blog donde publicábamos textos de gente que encontrábamos al azar, también ensayos desquiciados que no tenía ningún sentido leer. Seguramente fue una inmensa broma, pero se nos fue de las manos. Se radicalizaron algunos autores, también algunos lectores. En 2007 se había fundado, paralelo a la editorial, un grupo de lectores cuyo propósito era exterminar toda literatura comercial. La empresa era vasta, también violenta. A finales de 2007 habían incendiado cuatro librerías y la imprenta de una de las mayores editoriales del país. En enero de 2008 los líderes de ese grupo pasaron a ser buscados por la policía. Tomamos la decisión sosegada de retirar la editorial, borrar los blogs que usábamos como centros de publicación y desentendernos del movimiento violento que había surgido a partir de nuestra noble iniciativa. Los lectores enfadados (así se llama el grupo) empezó a actuar con frecuencia: primeros ataques a escritores de éxito. La primera víctima fue Perro Remete, ingresado tres meses en un hospital por los problemas físicos ocasionados. La segunda víctima fue Secundino Martín, golpeado con violencia por la publicación de tres best sellers. Sigmundo Ferran fue acuchillado en un callejón por la publicación de "Manual de la felicidad". Victoria Sexta rapada en la cabeza (Victoria es famosa por sus peinados). La persecución a Lectores enfadados se hace feroz, sin embargo es difícil dar con ellos, aparentemente son muchos pero no hay cabezas visibles. Aparecen sus primeras notas: "Queremos literatura a precios reales" " No necesitamos escritores multimillonarios" "No a las editoriales dictatoriales" "Muera la literatura capitalista". En 2009 el debate se abre: ¿Qué quieren los lectores enfadados? ¿Quiénes son los lectores enfadados? No hay respuestas. El gobierno abre un proceso de negociaciones, extraño, inabarcable. Quiere hacer entrar en razón a los lectores enfadados, pero estos no son representados. A esas negociaciones van unos, otros, que son y no son lectores enfadados. Hay principios de acuerdos y algunos se enfadan porque los lectores enfadados no dejan claras sus intenciones, tampoco cumplen los acuerdos. Lo cierto es que Lectores enfadados crece y sigue invisible , no cumplen porque nadie sabe quienes son, no esperan acuerdos porque ni ellos tienen acuerdos, pero siguen actuando: leen lo que les da la gana y de vez en cuando, algún miembro, si es que hay miembros, si es que hay grupos, atenta contra la literatura de masas.

No hay comentarios.:

Videos

Loading...

Mi lista de blogs

Afuera

Recent Posts