viernes, noviembre 18, 2011

La factura

 Me debes mucho dinero. Mucho. Me debes todo aquello que pactamos, me debes muchas horas, muchos fines de semana, muchas vacaciones. Kilómetros. Muchos litros de gasolina de todos los viajes. Me debes muchísimo dinero. Comidas, dietas, hoteles, aviones. Me lo debes y me lo vas a pagar, porque de aquí no me voy sin cobrarme todas las deudas. Me debes ropa, regalos. Me debes horas extra, todas las horas extra. Me debes mucho esfuerzo, un esfuerzo que vale mucho. Me debes cenas, muchas cenas, invitaciones en reuniones. Me debes trajes que compré para ir arreglado para la ocasión. ¡Paga! ¡págame ya lo que me debes! Estoy en la ruina. Me debes tanto, tanto esfuerzo, tanto trabajo. Todo ese trabajo descomunal por entenderte. Me debes los diálogos, lo que me inventé. Me debes lo que me he dejado. Todo eso que he dejado. Lo he perdido todo. Me he quedado sin nada. Las facturas del teléfono. Los taxis. Devuélveme que no soporto más. Damelo de vuelta y quítame esta presión. No puedo ni respirar. Págame una explicación. Dame algo. Explícamelo. Necesito que me lo des. Una razón. Un solo motivo. ¿Por qué te largaste? ¿En que momento me dejaste de querer? Págame. Por dios. Págame.

No hay comentarios.:

Videos

Loading...

Mi lista de blogs

Afuera

Recent Posts