sábado, noviembre 05, 2011

Asteroide

 .- ... como los asteroides que andan por ahí, deambulando enloquecidos por la nada, por el absoluto. Llevaran una fuerza, una dirección, un desplazamiento físicamente explicable, pero ¿dónde coño van? No van. Van, claro que van, hay desplazamiento espacial, temporal, pero no van. Se van encontrando con elementos en su camino frenético. Pasan entre planetas, con el peligro permanente de una colisión bestial. Vistos desde un planeta son polvo que se pierde y pasa. A veces me da por pensar que uno va cabalgando  encima de uno de ellos, como un surfista desquiciado, enorme, salvaje total, primitivo absoluto. Deslizado por ese mar invisible, ese mar de la nada. Y visto desde cierta perspectiva, a eso se parece: los coches, la gente en las aceras, las parejas en la cama, las naciones, los escritores, los locos, los dibujantes, las fronteras, los solitarios, los enfermos, los corredores, el patio del colegio, las familias, los bosques, los mismos surfistas que se deslizan por las olas de ese otro mar que es reflejo del mar total, del mar absoluto, del mar que es todo el mar, uno y todo. Así visto así eso es. Surfistas fugaces sobre las olas del tiempo. Asteroides.

1 comentario:

Anónimo dijo...

¿Tiene algún sentido el universo como lo conocemos? ¿No somos apenas una partícula de polvo en el aire de un universo mucho mayor?

CL

Videos

Loading...

Mi lista de blogs

Afuera

Recent Posts