martes, febrero 28, 2006

Lo que le pasó a Antoine Maurice (Capitulo 1)

Antoine Maurice ha salido de la pequeña fábrica y se ha dirigido hasta el estacionamiento donde tiene aparcado el coche, ha caminado entre los diez u once coches aparcados y se ha acercado hasta la puerta del suyo:

.- Joder!!- ha gritado al meter su pie en un charco que se habíaformado en el suelo de arena del estacionamiento.

El zapato nuevo y el calcetín se han quedado totalmente calados y sucios. ha abierto la puerta de su coche se ha sentado y con el pie sobrevolando el charco, se ha quitado el zapato y el calcetin, los ha metido en una bolsa. ha arrancado el coche:"conduciré con este pie descalzo" ha pensado.

Antoine Maurice odia viajar a esa región "Siempre esta lloviendo", pero odia mas aun visitar a ese cliente en medio de la nada. Una carretera cormacal le lleva hasta esa fábrica, charla con el dueño, anota el pedido y se va. Una mañana y parte de la tarde perdida en un pedido que, en compración con el resto, de los pedidos a nivel nacional, es casi una perdida. Alguna vez en sus comidas con el jefe se lo ha comentado, pero Gustave siempre contesta lo mismo:

.- Antoine, con esa visita tuya a donde Don Manuel pago yo el sueldode mi secretaria, que es poco, pero algo es algo, ademas Don Manuel es cliente desde el principio, cuando esta empresa era una mierda.

Eso es el juego de la economia, piensa ahora Antonio, con el sueldo de una mañana mia se paga el de la secretaria. ¿Será asi hasta arriba, un enorme entramado de sueldos que hacen beneficiosos los otros sueldos?.

Conduce, pues, con el pie descalzo por la carretera comarcal. Dos sentidos. Muy estrechos ambos. Muchas curvas. A los lados la montaña sigue descendiendo cubierta de árboles, muchos eucaliptos. Alguna vez ha oido Antoine Maurice sobre una especice de egoismo de estos árboles.Va oyendo algo de música. Una camioneta esta detenida y hacen gestos, el se para y baja la ventanilla:

.- Me he quedado aquí tirado, se me ha jodido la puta furgoneta- le dice un hombre algo mayor que él.

Antoine Maurice le contesta que si puede hacer algo por él

.- Me ayuda a empujar.

Se mira el pie y busca la bolsa.

.- Joder!!. Donde coño he puesto la puta bolsa.

.- ¿Perdone?.- Es que no se donde he puesto la bolsa con mi zapato y mi calcetín.

.- ¿Como dice?.

Ante la situación o la sensación de absurdo, se queda medio atontado, se vuelve a mirar el pie y arranca con violencia, da un volantazo, esquiva la furgoneta y se pierde por la comarcal. "Esto solo me pasa a mi". "¿donde habré puesto la bolsa?". Mientras avanza se mira el otro pie, el calzado, el cubierto, el beneficiado, el privilegiado. Y se dice:

.- Creo que es menos absurdo llevar los dos pies descalzos. En la próxima gasolinera me compraré algun tipo de calzado, pero mejor bajar con los dos sin zapatos, arugmentar que me han robado los dos. Solo uno sería muy poco creible y contar la verdad en este caso podría convertirme en un personaje con rasgos neuroticos, enfermizos.

Detiene en una curva el coche, se baja, se quita con rapidez el otro zapato y el calcetín y los tira por el monte abajo. Se pierden el zapato y el calcetín entre el egoismo de los eucaliptos. Entra casi corriendo de nuevo en el coche y con una especie de satisfacción vuelve a arrancar. Se pone de nuevo la música e incluso se atreve a tararear.

En el cruce con la carretera nacional le suena el telefono que lleva atrás justo al lado de las catalogos y las facturas, debajo, en el suelo de la parte de atrás ve la "puta bolsa".

.- Joder!!.

"Esto solo me pasa a mi", vuelve a pensar. Se queda detenido en el cruce, da un giro y se introduce de nuevo en la comarcal, asciende con algo mas de velocidad. Con no mucha precaución deshace el camino andado. Sube curvas, sube curvas y ya no tararea. Llega a la curva donde había lanzado los zapatos, aparca. Se mete por el monte con los dos pies descalzos en busca del otro.

.- Joder!!- se acaba de pinchar con alguna planta. Torpemente se va introduciendo y busca sin mucho criterio

.- ¿Pretendes que busque con criterio?- piensa Antoine Maurice dirigiendose a un posible autor de su vida. Todo lo que le sucede le parece casi irreal.

El pie Izquierdo sangra levemente. El pie derecho no tardará mucho en hacerlo. Arriba oye un ruido, es la camioneta que parece que finalmente arrancó. Ve que se detiene.

.- Joder!!-piensa Antoine Maurice

.- Amigo. ¿tiene algún problema?

Antoine Maurice ve la figura solemne ahí arriba, iluminado por algunos rayos de luz que atraviesan los eucaliptos.

.- Si le cuento no me creería.

.- Lo que yo creo, amigo mio, es que usted es un insolidario y muy mala persona. No se hace eso que usted me ha hecho.

.- Dejeme que suba y le cuento- Antoine Maurice empieza a subir y se va resbalando, como si de alguna manera la montaña se negase a ser ascendida.

.- Joder!!!.

sábado, febrero 25, 2006

Inbox(2)

Metódico, Antoine cierra con fuerza la cafetera, enciende una hornilla y deja que la física haga lo demás. El agua se calentará, ascenderá y en algún momento se ira trasformando en la sustancia a la que es un poco adicto. Mientras espera se acerca hasta la mesa del ordenador, se sienta y ya en ese otro espacio busca www.gmail.com. abre la página, escribe su nombre de usuario: Antoine.Maurice y su contraseña:****. Se abre y ve un par de un nuevos mensajes. Uno es de Michel y el otro de Beatriz. Michel le habla del blog que van abrir juntos donde pondrán fotos y escribirán un texto a cada foto. El otro mensaje, el de Beatriz, es algo mas extraño, pero a Antoine le deja la sospecha ya instalada:"Detrás de Beatriz hay alguien que no es Beatriz". Beatriz parace haber leido el blog donde Antoine escribe bajo pseudonimo, pero en lo que no cayó Antoine es que se puede acceder a su correo, a su cuenta de gmail.

Antoine contesta a la remitente invisible, sospechando profundamente que en Beatriz no se esconde Beatriz, sino alguien que sabe que el no es ese nombre escrito en su blog, sino que es Antoine, Antoine Maurice. Comienza entonces una seríe de busquedas en www.google.com y en el buscador de www.blogger.com , en ambas busquedas introduce el nombre y prueba tambien con la dirección de correo, no hay respuestas. La cosa está complicada, pero el juego propuesto por Beatriz le resulta apasionante. Beatriz mientras tanto sigue contestando a algún correo de Antoine con un humor brillante e inteligente y juguetea con la idea de un amor imposible, esas cosas que por otro lado a Antoine le fascinan y le parecen tan literarias y ademas deja caer en cada uno de sus correos que conoce datos precisos de Antoine. Lugares que a Antoine le gustan o la referencia a la pintura, arte a la que Antoine le dedica una buena cantidad de horas "¿Me podrías pintar con el mismo amor que pintas a tus cuadros?".

Antoine entonces se sabe derrotado. Beatriz podrá ejercer de Beatriz hasta el momento en que ella quiera, pero le propone a Beatriz que le deje alguna pista, algun rastro, alguna huella.

El café ha subido. Antoine se levanta y se sirve el café en una taza. Al rato entra al baño y se ducha.

viernes, febrero 24, 2006

Lilliane Leprince

Lilliane Leprince, mi tía. Nació hace algo mas de sesenta y cinco años. Mujer de un caracter solido y contundente, fue la encargada de criarme al morir mis padres en un accidente de tráfico. Lilliane Leprince, se separó joven de su primer marido, de su único marido, al ser este un borrachuzo y un mujeriego de los de antes, de los de verdad, de los incorregibles. Está actuó como ha hecho a lo largo de su vida, no hubo gritos, no hubo peleas, no hubo recriminaciones. cambió las cerraduras de las puertas, ordeno cuidadosamente las cosas de este, las metió en maletas y una noche, ya de madrugada, las sacó a la puerta y hasta allí duró aquello. De mi tio politico poco se sabe, se largó a Paris a buscar mas alcohol y mas mujeres y desapareció como desaparecemos todos, devorado en el anonimato de la urbe.

Me crie en esa casa en la que viviamos solo los dos. Maltratados ambos por el destino, hemos tenido, siempre, un vinculo especial. Mujer de pocas palabras, pero de efectivos consejos. "Henricito, tu vete, tu vete de este pueblo, tu vete de esta mierda que nos ahoga. Tu saldrás adelante". Crecí y me fuí. A veces la escribo cartas y una vez al año la voy a ver al pueblo, paso un par de dias con ella, comemos, paseamos por la montaña y me voy, siempre dirección a algun viaje que las vacaciones me regala.

La tia Lilliane fue una mujer siempre muy atractiva, lo que hizo que despues de separarse de aquel hombre, mucho moscardon se paseara por la casa. "Son como moscas estos tipos. No se dan cuenta que para una mujer un hombre mas es un hombre de menos. Olvidan que los gemidos no van a ellos, ellos son un puro instrumento. Tu tampoco lo olvides"., pero la Tia Lilliane un buen dia se enamoró. Era un tipo que llegó al pueblo a trabajar en la construcción del pantano, el ingeniero, le llamaban. Un tipo culto, de esos que no se veían por allí. Con mejores armas para la seducción, el Ingeniero se las ingenio para seducir a la buena de Lilliane Leprince. Pero mi Tía no se dejaba arrastras por las emociones que consideraba inferiores, se deshacía por el ingeniero, pero no mostró debilidad ante aquel. Alguna noche el ingeniero vino a cenar a nestra casa, comiamos los tres y luego yo me iba dentro, mi intención era siempre espiar, pero al despedirme Lilliane me decia:"Y ahora Henricito, no te me pongas detrás de la pared a oir lo que hablamos", aquello diluia cualquier intención de escuchar la conversación ajena.

Un buen dia el ingeniero apareció muerto cerca de la construcción del pantano, y con su muerte desaparecieron para siempre las intenciones de mi Tia de rehacer su vida. "Una caida tonta" fue la causa de la muerte. Hubo un entierro en el pueblo al que acudieron, para sorpresa de mi Tia, la mia y del pueblo entero, la esposa y un par de hijos del cadaver. Lo enterraron en alguna parte que ahora el agua del pantano cubre a modo de homenaje. Alguna verano vi a mi tía al atardecer bajar a bañarse, yo la seguia a escondidas, y la veía a solas desnudarase y nadar en esa parte del pantano que cubriría con una enorme masa de agua el cadaver del ingeniero. Buceaba desnuda, se removía como lo hacen las tipas que hacen nado sincronizado en los juegos olimpicos y luego salía del agua algo mas feliz. Se vestía y volvía a la casa. Alguna tarde de verano aquí en Madrid me he preguntado si a esa hora mi tía seguirá bajando a hacer su sagrado rito, el único acto erótico que habrá practicado en los últimos treinta años.

Siempre quise que Lilliane Leprince hubiese rehecho su vida. Yo siempre supe que de aquel pueblo me iría, pero siempre me ha desagradado tener allí sola a la mujer que me dió la solidez de una casa. Aunque ella es feliz o si no feliz, no vive con amarguras. Se adaptó con facilidad a las desviaciones del destino. De esas gentes , quizá no optimistas, sino algo mas, de esas gentes duras, fuertes. Que nunca es suficiente el daño como para que los paralice. Que se van amoldando al tiempo, a lo que va viniendo y no se enrredan en el eterno laberinto del pasado. Lo que pasó se quedó atrás.

Siempre te querré. Madre Lilliane

Henry S. Leprince

jueves, febrero 23, 2006

La humanidad

Podrías haber nacido unos años mas tarde, imaginate, ser tu, pero no ser tu. Podrías haber sido tu hermana, tu hermano o no haber sido creado en ese instante que tu padre cerró los ojos y suspiro con fuerza. Sin embargo a quien quiero es a tí, ese instante preciso. Ese coito único. A ti con ese cúmulo de azares, con esas imprecisiones que nos llevaron a saludarnos en un pasillo. Luego hay gente que habla de organizar tu vida y esas cosas, les entiendo, pero es dificil, imaginate, dependemos de tantas probabilidades, que al final esto es como una especie de constante lotería. Van saliendo numeros y terminas ahí, besandote en alguna calle oscura y humeda, prometiendote un amor inmortal y ya solo en eso depende el futuro de la humanidad. Es curioso, en cada decisión, la humanidad esta comprometida. Es el curso de las cosas. Fijate, no te pasa que cuando te enamoras de alguien te pasas muchas noches, despues de hacer el amos, contandote como fue que ese dia cruzaste eesa calle un poco mas tarde, o como fue que ese dia habías tomado el metro en vez del autobus porque tu compañera de piso había estado mas tiempo del normal duchandose, y claro, ella va y te lo argumenta diciendo que se quedo bajo el agua caliente porque había soñado no se que cosa de la nieve, influida, tal vez, por la cena de la noche anterior donde le ofrecieron un trabajo nuevo. Y el trabajo se lo ofrecian por que alguien se cambiaba de país, y aquel se cambiaba de país.... En fin que eso da igual, el caso es que ahora estas aquí, y estoy dipuesto a cambiar el destino de este mundo entre tus piernas.

martes, febrero 21, 2006

Lo que soñó Sebastian

Hoy he leido una de las frases mas sorprendentes de mi vida.. Situemonos. La frase es de Rodrigo Rey Rosa, un escritor brutal. Un tipo que al menos resulta sorprendente. La frase la leo volviendo de las afueras de Madrid. Vuelvo en autobus a la ciudad y voy leyendo "Lo que soñó Sebastian". La frase en cuestión dice así:

El pais de los sueños es tan extraño que allí uno puede preguntarse si estar despierto es prueba de que no se está soñando; y a veces uno hace allí exactamente lo que no quería hacer .

Ese ultimo tramo de la frase me parece absolutamente revelador. ¿No son los sueños eso? ¿Un acto que no se quiere hacer?.

Leamos pues a Rodrigo Rey Rosa

lunes, febrero 20, 2006

opiniones

Hay cosas que no me parecen del todo justas, hay muchisimas cosas que no me parecen justas. hay millones de cosas que me parecen injustisimas. Hay cosas que hacen los otros que me parecen poco tolerables, otras absolutamente intolerables. Para los demás yo también formaré parte de algún grupo, no se me olvida nunca que yo a lo largo del dia hago cosas injustas y hago cosas poco tolerables, incluso para mi mismo.

De toda la gente que conozco en el mundo, nunca nadie ma dicho que se dependiente de ninguna opinión para formarse la suya propia, todo el mundo con el que he hablado en mi vida dice ser independiente, sus opiniones no son producto de una opinión ajena. Yo lo he dicho y en mas de una ocasión me habré defendido con vehemencia. Seguro utilizando alguna frase leida para defenderme.

Tambien, como todos, me creo muy tolerante, en mi caso creo que lo soy muy a menudo, pero no voy a ennumerar las veces que lo he sido. Muchas otras no lo he sido. No lo soy con opiniones que emiten las gentes a veces, muchas opiniones, muchas gentes, pero me parece que ahí esta el beneficio de opinar libremente. COmo ademas estoy descubriendo que no soy tan independiente como me creo, recomiendo un articulo de Fernando Savater que salió en El Pais hace un par de sábados, por cierto que Savater es un tipo con el que difiero mucho, pero en esa árticulo estoy absolutamente a favor, hablaba de las viñetas famosas y las reacciones que estas han provocado. Lo que quiero decir es que uno de los juegos de la libertad de expresión es poder, incluso burlarte de las de los otros. El escritor y profesor manifestó que a él le parece "perfectamente razonable que se critique" y que los que se sienten ofendidos por ellos son como "los católicos que se sienten muy ofendidos" por películas como 'La última tentación de Cristo' o 'La vida de Brian'.

Es decir, que una cosa tengo muy clara, mientras pueda, criticaré las cosas con las que no esté de acuerdo y asumiré que con ellas puedo ser yo criticado y a su vez me defenderé de esas críticas. Y es mas, a sus espaldas haré chistes de los que me criticaron, me burlaré de ellos, pero eso si, como sean buena gente siempre estaran invitados a mi casa. Siempre estaré dispuesto a discutir, con una cervecita por medio, nuestras opiniones. Y puedo asegurar que lo hago. ya te digo que lo hago.

domingo, febrero 19, 2006

Ejercicio ( Visita al médico)

.- Henry Simon Leprince, pase por la consulta 1.

Y me he levantado con el pánico terrible a ese espacio y a esa cara, al consultorio y al médico. He entrado y hoy me tocaba una joven médico de muy agradable aspecto. Buenos dias, he dicho al entrar y me he sentado en el lado de la mesa que siempre nos corresponde a los pacientes.

.- Como sigues, Henry?
.- Bien y tu?- He contestado a la manera mas antigua de coqueteo, cayendo en cuenta en ese mismo instante que el "Como sigues, Henry?" iba dirigido a mi estado de salud y no a un juego de seducción como torpemente había sospechado los dos primeros segundos nada mas oirla.
.- Yo bien, pero tu no eres el médico- Ha contestado entre antipatica y simpatica, como metiendo una dosis de ambas cosas a su respuesta para marcar el terreno.
.- Sigo mejor, pero... Bueno llevo un tiempo que noto en la ingle un extraño bulto. No quiero alarmarme, pero tengo tendencia a alarmarme mas de la cuenta con los problemas de salud, me parece que la enfermedad mas terrible se puede esconder detrás de una muela picada... y bla, bla, bla- Cuando hablo con el médico no hay quien me pare.
.- Bien, tumbate en la camilla y desabróchate el pantalón.

Ahora es cuando se pone la cosa interesante. Ahora es cuando recuerdo esa frase de una chica médico que conocí hace un tiempo que me confesó que no siempre existía la profesionalidad, que ella alguna vez se había puesto nerviosa tactando a un paciente, es mas, que a menudo sentía que la consulta se convertía en un verdadero hervidero.

Llegué hasta la camilla, y me bajé el pantalón, nunca he sorportado ese aspecto que se tiene
con los pantalones por los tobillos y el resto de la ropa en su sitio. Me acuesto, y empiezo a pensar en los Power Rangers, quiza en esa imágen encuentre un desvio, se acerca.

.- ¿Donde has notado el bulto?- marco la zona escondida de la ingle donde se esconde mi bulto traidor.

Y ahí está, los Power rangers se diluyen en cuestión de decimas de segundo. La mano de la doctora que juguetea en busca del bulto se equivoca, "ahí no, ahí no es", madre mia, una imagen, rapido. Tomy lee Jones, si, que es feo, Tomy Lee Jones que acaba de dirigir una pelicula que el guión es del tipo de amores perros, la mano de los perros, el bulto, la ingle, que no, que no puedo, doctorcita. Aznar, eso es, ahí tengo un filón. El bigote horrible, la voz, la mano, la mano, la doctora, se desliza, la boca de la doctora, el pelo, el olor a perfume suave, Tommy Lee Jones, la piel, la piel, la mano, ahí doctora, sospecho que va a ser por ahí, sospecho...

Ejercicio ( Algo rosa, aunque refleja bien esa tendencia a lo sensiblon, a la lágrima fácil con la que tengo que vivir)

Se ha montado en un taxi y la he visto irse. Desde la parte de atrás del taxi me ha dicho adios con la mano y me guiñado un ojo. Me he quedado viendo irse al taxi, perderse en la lluvia (¡¡¡Por fin llueve!!!), y me he puesto a caminar, me gusta la lluvia en el pelo, aunque hace frio y camino rapido. He girado en la esquina y he visto dos sombras casi al final de la pequeña calle, no he sentido nada, simplemente me ha gustado el efecto visual de las dos sombras. He caminado esos ultimos cincuenta metros con prisa por que la lluvia es muy intensa. He entrado en el portal y me he dado cuenta que ya la echaba de menos, aunque seguramente no la vuelva a ver, nunca mas la vuelva a ver, volverá Milán y el tiempo nos irá diluyendo y nos convertiremos el uno para el otro en una sombra difusa que se pierde en un instante al final de la calle.

sábado, febrero 18, 2006

Turista urbano

Habiamos salido antes de lo normal y me volví andando por el centro, no tenía prisa y me gusta la ciudad a esas horas. El dia era grisaceo pero algo calido, la atmosfera a veces juega así. Me detuve a leer los carteles pegados en las paredes, me detuve a ver la cartelera de los cines, me senté y ví el movimiento de las gentes en medio de la urbe. Desigual pero se respira a todos como uno solo, una enorme masa única donde al observar vas detectando diferentes seres humanos. Cada uno con su ritmo, con sus penas y alegrias a cuestas. Seguí caminando, llegué hasta esas calles que son una especie de frontera del centro con el resto de la ciudad. Estas mas vacias. Pasan los coches, pasan miles de coches con gente dentro, semaforo y todos arrancan hacía arriba, desaparecen y vienen unos nuevos, otra manada de coches, se detienen en el rojo, arracan y todos de nuevo a lo lejos, y así, siempre. Se empezaron a encender las luces en las casas y en una calle estrecha me senté en un banco, miré un rato el edificio que había enfrente. Se enciende una luz, una señora corre las cortinas, un niño mira hacía abajo subido quizá en una silla para tener mas campo de visión, una chica fuma en la ventana, parece una estudiante. La miro y veo que ve que la miro y entonces giro la cabeza con disimulo. Un anciano, como el niño, mira ensimismado el exterior, estará percibiendo el exterior como una masa única, como un "todo aquello que sucede al otro lado de la ventana", pero todo será una masa enorme. Mira, mira. Bajo la vista hay algunas cuantas casas apagadas, gentes con otros ritmos y pienso en mi casa y la imagino apagada. Pasa un coche en la calle estrecha, podría ser una luz en una casa, el coche va lento, buscando un hueco para aparcar. La estudiante ya no fuma, ya no está , estará encerrada en alguna teoría, dando vueltas a algun autor, desenrredando los caminos teoricos de algo. Sigo sin creer en dios.

Ejercicio (Madrugada de viernes)

Monica se ha ido a trabajar y me he quedado tumbado en el sofá. Ha estado un rato arreglandose, se ha puesto la camiseta naranja, me ha dado un beso y se ha ido. Antes de salir la he dicho que iría a buscarla a ultima hora. Los sabados sale mas tarde ( ¿A quien le estaré escribiendo esto?. ¿A Mónica?). Llegaré al restaurant, la veré recoger las últimas mesas, la miraré los pechos tras la camiseta naranja y de vez en cuando me mirará . Su jefe me pondrá una cerveza . " Invita la casa". Y miraré el reloj para que cuelgue el delantal, y se despidad de sus compañeros. Saldremos a la calle, caminaremos con frio a coger un taxi. Ella me preguntará si nos tomamos una copa o nos vamos ya a casa, yo escogeré irnos a casa, esos pechos no merecen el desprecio de tomarnos una copa.... Llegaremos a casa.

viernes, febrero 17, 2006

Ejercicio

He detenido el coche hace unos cuantos minutos. Lo he aparcado muy cerca de la puerta de entrada al hotel. He pedido una habitación y, aunque soy maniático con la limpieza, acepto dormir en ese paraiso de la humedad. He subido por las escaleras y no he oido nungún ruido, he recordado alguna imagen cinemantográfica, los hoteles siempre se le han dado bien al cine. Estoy cansado pero no dormiré, se que no dormiré. He encendido la televisión, ese ruido y las luces que emite me distraen, los teletiendas que se emiten en la madrugada aparecian uno detrás de otro, en casi todos los canales, en un canal local había porno, un porno deprimente, hasta para el porno se necesita talento. He dejado la imagen de una tipa que da noticias sin parar, noticias en cadena. Siempre me enamoro de las presentadoras de noticias, mientras hablan de muertos , de atentados, de contaminación, de inflación les imagino su propia vida, el momento en el que sueltan el cierre y la imagen de plató desaparece, el momento en el que ellas se quitan el micro y se levantan, luego las imagino conduciendo, en el tráfico de la ciudad, aparcando en su casa, subiendo en ascensor, entrando a casa, quitandose la ropa mientras se lavan la cara. He oido ruido en la habitación de al lado, he vuelto a recordar alguna escena cinematografica. Han tocado a mi puerta. He abierto, un hombre mayor estaba ahí con cara de infinita tristeza. "Perdone, pero he oido la tv y sabía que estaba despierto", me ha pedido un favor. "Mi nieto ha venido de viaje conmigo, no se puede dormir, esta muy asustado. Dice que este hotel le da miedo y he pensado salir a dar un paseo", he mirado la hora, " Lo que necesito de usted es que si ve que tardamos mucho avise a la policia. Es muy solitario esto por aquí y no voy del todo seguro". Como no comprendo nada de lo que esta pasando afirmo con la cabeza y le recomiendo precaución. El hombre me da las gracias y se da la media vuelta. Oigo puertas en la habitación de al lado, salen, bajan las escaleras, dejan de existir, pasan al otro lado de las cosas. Me quedo dormido. Despierto. Una luz fria entra por la ventana. Me he quedado dormido toda la noche. bajo y pregunto por mis vecinos. "Acaban de salir". Me tomo un café, arranco el coche y continuo el viaje. Esta tarde me gustaria llegar a Madrid no muy tarde, tengo ganas de ver a Monica.

jueves, febrero 16, 2006

Anotaciones sin prisa

.-Creo, sin duda, que el mejor momento del dia es cuando me levanto. Esto es algo que ha cambiado. Antes ese momento era un horror, ahora es el gran momento del dia. Como muchas otras cosas esto es algo que viene desde la operación. Es increible como cuando descubrimos nuestra infinita fragilidad comenzamos a valorar los detalles. Antes necesitaba mucho alcohol y la música bien fuerte para sentir felicidad, ahora necesito abrir los ojos por la mañana y tomarme un café. Eso es todo. Hay noches que me acuesto y pienso que me apetece levantarme y comenzar el rito. Definitivamente lo que me gusta del dia es la mañana.

.-Ayer volví a pensar en la inmensidad, volví a percibirme como el punto ese casi invisible en el todo. Hubo dias que me daba vertigo, habrá dias que me vuelva a dar vertigo, pero ayer no. Observe a algunas personas a mi alrededor y pensé que cada uno solo tiene conciencia de una cosa, su propia vida, su propia realidad. A cada muerte eso desaparece o se diluye en otra cosa. El gran problema es que tenemos conciencia de nosotros mismos, que sufrimos por nuestro único destino seguro. El gran problema es que sabemos que somos algo y ademas le tenemos cariño a ese algo. Aunque por otro lado tampoco esta tan mal. El gran problema es pensar siempre en algo, aunque eso tambien tiene su gracia. Mi gran problema es que soy variable, pero es cierto que me gustan los cambios.

.- Se que he tenido sueños esta noche, pero ahora no los recuerdo.

.- ¿Existe realmente un problema de incomunicación?. ¿Estamos solos?

.- Ayer pensé mucho en Felix. Es curioso, hay veces que a la gente la percibes mas cerca o mas lejos, no varía su posición fisicamente, pero van y vuelven. Tampoco se basa esta distancia en el cariño o en la memoria, se percibe unas veces una intensa proximidad, otras veces estan mas diluidos. Siempre me ha fascinado esa percepcion que tenemos del presente de los demás. Es decir a los que no veo, a los que no tengo cerca los congelo. Es decir, Andrea estará ahora en Milán pero le congelo, no percibo como que su realidad este caminando, simplemente pienso que su realidad no está, o no lo pienso pues en cuanto lo pienso su realidad ya anda, pero mientras no lo pienso se queda congelado. Si pienso en alguien al azar... Juan de Dios... Era un compañero de clase en el Tecnológico. Estará por ahi, pululando, pero su realidad no existe para mi. Para mi está en un museo de cera, estático, inmóvil. Y sin embargo estará, caminará con su vida. Es alucinante cuantas realidades caminan a la vez. Solo eso ya es casi infinito.

miércoles, febrero 15, 2006

Floren

Es curioso. Ayer el Real Madrid ganó 4-0 la vuelta de las semifinales de la Copa del Rey. Claro, como venía de haber perdido 6-1 no clasificó. Lo gracioso es que ese hombre imperial y todopoderoso que dirige el equipo madrileño sale hoy muy orgulloso y dice que es admirable lo que había hecho el equipo anoche e incluso habla de noche épica. Es alucinante como los ladrones, los imperialistas, los poderosos son siempre increiblemente manipuladores. Sabiendose en la cuerda floja, el presidente tira de adjetivos que conmueven a la afición madridista para ocultar la verdad. Fuera de semifinales por hacer el ridiculo con un equipo que debe tener un presupuesto unas cuantas veces menor. Amigo mio, si alguien gana 4-0 y queda eliminado así de mal habrá jugado, asi de enorme habrá siudo su ridiculo. Pronto los medios destacaran esta derrota como otra victoria mas, apabullante, del maquiavelico Florentino Perez.

Un dia mas te esperaré sentado aquí

La de arriba pasa otra vez la aspiradora. Cada quien con sus vicios. Afuera arranca el miercoles, me tomo un café y miro el reloj, debo salir ya. Ayer hice una canción que no está mal, pero tiempo al tiempo, la terminaré cogiendo manía. Cosmos, el libro que leo, es muy intenso. Me gusta como se desarrolla a partir de una idea inicial, muy filosófica, esa manera de tratar lo real. Ayer insistencia externa con lo de los 30 años, no termino de entender ese pánico de los de mi alrededor con respecto a la cifra redonda, sospecho que viene de su inadaptación a la vida, pero el 70% de las llamadas ayer lo remarcaron, indagaron en mis emociones para tratar de descubrir un miedo a la edad, es imposible que lo encuentren. Le tengo miedo a mi salud, a la trombosis que arrastraré seguramente el resto de mi vida, a la medicación diaria, a los médicos, pero a la edad, no hay cosa mas absurda, no habrá miedo mas tonto. Ayer soñé que tenía unas entradas para ver a Yann Tierssen pero no podia ir, en un lugar de la playa alguien me las cambiaba por unos billetes de lotería. Lo curioso es que realmente tengo unas entradas para ese concierto, y ayer, mientras comía un vendedor de lotería se me acerco y Marta me dijo:"Compra, el dia de tu cumpleaños quiza te de suerte". Nunca compro lotería, no lo hice por el sueño, ni me acorde del sueño en ese momento, pero luego hilando me ha sorprendido ese extraño orden en el caos. Debo irme.

"Me gusta el color rojo que a veces tienen los bordes de la luna. Me gusta la luna"

martes, febrero 14, 2006

Mientras espero

Estoy en casa. Estoy en casa y espero a Marta. Espero a Marta. Espero a Marta y escribo en el blog. Escribo en el blog y pienso en otros post que habia pensado escribir. Había pensado escribir un post titulado Carmen. Carmen es un buen título para un post y para una canción que había buenisima de los chichos. Ese post hablaría de mi relación con Carmen. En ese post hablaría de mis fallos en esa relación, por que si soy honesto en esa relación Carmen ha sido mas honesta que yo, a pesar de sus fallos. Con Carmen me sucede que me termino molestando por cosas que en otros contextos yo hago, entonces las cosas que me han molestado de Carmen no son mas que cosas que me molestan de mi. Cierto es que cada uno con sus peculiaridades, y eso es Carmen, una mujer de peculiaridades. En cualquier caso uno no debería cabrearse con las buenas personas, pero ahí está la trampa de los seres humanos o mi trampa, que soy o pretendo ser un ser humano, me cabreo mas con los que nos caen bien que con los otros, el que te empuja en el metro, el que te insulta desde un coche, el que te habla mal, el que es mal educado, el trepador de puestos de trabajo, el crápula de compañero de trabajo, el desalmado, el que te abandona, el que te ofende. En cualquier caso, en esa relación, Carmen ha actuado mejor que yo, no es cuestión de cantidad, es una realidad. Ha aguantado unas caras mias que según me han dicho mi hermano, Marta, Miguel y Martín, son bastante desagradables. No voy a contar lo que yo le recrimino a ella, en eso creo que ella cometio sus errores, pero mi error es la manera de reaccionar ante esas situaciones. Es una cuestion fisica, mas que intelectual. Siento que no puedo mirar a la cara a alguien que me hace determinas cosas, suele ser cuando me siento manipulado, cuando me siento estafado emocionalmente, pero nunca son casos graves, yo los convierto en graves con el tiempo, con mi reacción. No me siento nada orgulloso de esto, detesto esa manera de actuar y con el tiempo he ido corriegiendo algo de ella, y con Carmen es el ejemplo mas vivo que queda de ello. Si escribo este post es por que he decidido abiertamente cambiar de actitud ante ella. Me costará, lo sé. Soy honesto conmigo, lo que le recrimino no se acabará, va con ella, es parte fundamental de ella y en algun momento me volverá a molestar, pero debo aceptarlo, por que es una gran persona, una excelente persona, llena de virtudes, es alguien que merece la pena.

sábado, febrero 11, 2006

La visita

He soñado que Brian Eno charlaba conmigo y me daba algunos consejos con respecto a la música. En un momento yo le comentaba que "Another day on earth" era un disco muy avanzado y el se sorprendía. En mi sueño era un hombre muy mayor y con muchisimos problemas de salud y a mi aquello me producía cierta nostalgia, al verle tan deteriorado sospechaba una muerte muy cercana y aquello me concienciaba de la perdida de un valor fundamental para la música, por eso en mi sueño aprovechaba para aprender lo mas que pudiera. Al despertar he estado un rato revolviendome por la cama, quizá manteniendo aun los ojos cerrados y he pensado en esas frases que dicen los otros en los sueños, que te dirigen, porque no dejan de ser una manera de decirte a ti mismo algo, de enviarte un mensaje, de reprocharte o comunicarte algo que en la conciencia no te dices. Utilizas las mascaras de los otros para enviarte el mensaje en una botella. Eno me decía que la música que yo hacía era muy plana, que necesitaba subir los ritmos y construir mejor la melodia principal, que me basaba demasiado en el apoyo, en el fondo y que al final solo se quedaba en eso, en un fondo, en un acompañamiento y que aquello podía hacer mi música muy monotona, que contaba siempre lo mismo. Al despertar me he sentido un tramposo, he tenido que usar al productor musical mas respetado del planeta para decirme ciertas cosas, que en el fondo ya pensaba, a la cara. En cualquier caso suenan mejor y mas respetables dichas por Eno que por Leprince

viernes, febrero 10, 2006

Creaciones

Uno de los grandes problemas es terminar lo que se empieza, descubrir ese momento en el que entiendes que hasta ahí se extiende eso que has estado realizando. Ayer veía un video sobre la realización del ultimo disco de uno de los grupos que mas me gustan. En un momento, el productor comenta que para ese grupo es mejor trabajar rapido, que el tiempo de composición y grabación tiene que ser mas o menos rápido pues cuando trabajan mucho tiempo en un disco el resultado suele ser peor. Me llamó la atención esa afirmación. Creo que debe pasar a mas de un creador en diferentes ramas artísticas. Hace no mucho le leí a Roberto Bolaño una frase en la que decía que un escritor no debía nunca estar escribiendo un solo cuento, así nunca lo terminará, sino que este debe estar escribiendo muchos a la vez. Hay en cualquier creación, desde un disco o un libro, hasta ese trabajo que había que entregar al dia siguiente en el colegio, un momento de empantanamiento, un momento en el que un cúmulo de pensamientos se desbordan anárquicos por los lados de la cabeza y puedes estar una hora o un mesatrapado en la redacción de la siguiente frase, la siguiente nota, etc, etc... Y creo que es justo en ese proceso que ya nunca mas puedes ver con objetividad lo que estás haciendo, es justo cuando ya cada paso es dudoso, muy premeditado, cuando pierde la frescura pero es cierto que eso a veces puede ser el gran momento, mientras que otras puede ser el gran erros. Que a veces se perderá la frescura y ya todo será torpe o bien ese momento de incertidumbre hará que al salir de el un flujo corra y la cosa vaya mas suelta. Le lei a Bertrand Russel una vez que cuando tenía que escribir algo, lo pensaba y trataba de olvidarse de ello, que notaba que al tiempo, cuando volvía a ese tema, notaba como el subconciente había trabajado ya en ese tema y la manera de abordarlo era mas fluida que si lo hubiese hecho inicialmente. En cualquier caso lo que parece es que no hay una formula, no hay un proceso siempre a seguir. Lo que una vez sirvió no parece ser algo que sirva para la siguiente. Y ahí debe estar el gran secreto, conocer en cada momento cual es el camino a seguir, darse cuenta si ya se ha llegado al final o, por el contrario, aun se esta comenzando el camino.

lunes, febrero 06, 2006

Una historia verdadera

El sábado me levanto algo mas tarde que de costumbre, pero aun así no es demasiado tarde. Me levanto con la sensación que me ha dejado el útlimo sueño, o al menos el ultimo del que tengo conciencia. Acabo de soñar con una antigua compañera de colegio. Me tomo un café, claro está, despues de mear y mientras me lo tomo (El café, no el pis), me pongo a escribir un post en este blog en el que cuento la experiencia nocturna. Lo publico. Como siempre hago reviso que se haya publicado y lo veo ahí, en el lado oculto de la pantalla. Doy un paseo por otros blogs, por algún periodico, busco algunas cosas sobre Isaac Rosa y cierro. Paso todo el fin de semana por aquí y por allí, no llego a casa hasta el domingo por la noche. Ya en casa enciendo el ordenador, entro al messenger, saludo a un par de amigos, uno de ellos Martín, y entro a revisar el blog, de vez en cuando hay algún mensaje, y me sorprende que el post publicado el sábado no está, me extraña, Martín contesta unos minutos mas tarde mi saludo por el messenger y en seguida me comenta que le ha sucedido algo raro con mi blog:"Había leido un post sobre Carol y ahora ya no está". Siento cierto alivio, esta vez no estoy solo en este ataque fantasma de las chicas del pasado contra los post que escribo sobre ellas. La semana pasada una ex-novia me había logrado destruir, literalmente, el disco duro en un post que desapareció justo en el momento que le dí a "publicar". Le comento a Martín que todo lo que esta sucediendo con los Post me parece muy extraño. Y lo mas raro aun es que por alguna extraña razón es Martín el único que alcanza a leer el pots. El, que casualmente tuvo que ver con la chica que mencionaba en el post. Solo espero que Monod lo haya llegado a leer. Todo tendría mas explicación, rara, pero al menos sería mas comprensible. Si no lo llego a leer, yo ya no entiendo nada.

Lunes

Sigo creyendo que el gran problema es la realidad o la insistencia desde los comienzos de aceptar lo real. Eso y el tiempo, que van de la mano. Realidad y tiempo. He pensado que cada vez que pulso una tecla hay una realidad distinta, y sin embargo me veo obligado a aceptar una, continua e incluso coherente.

PD: Llevo un par de dias arrastrando las dudas con un post fantasma.

sábado, febrero 04, 2006

Henry S.

Henry S., basicamente escribe sobre si mismo lo que indica algunas deficiencias personales, mas aun sabiendo que Henry S., su nombre, es un nombre falso, un nombre irreal. Entonces el nombre que se esconde tras Henry S. es un nombre, suponemos, con problemas agudos de personalidad.

La red, o llamemosla como queramos, esta llena de estos Henry S., personas que se esconden en otros nombres ( Y de ahí la importancia del nombre) para hablar de esas cosas que no hablan en el café de media mañana en el trabajo, para soltar eso que no sueltan, aveces, ni con los mas intimos. Henry S. y sus colegas hablan en la red, o llamemosla como queramos, de sus problemas metafísicos o sociales, políticos o románticos, oniricos o ficticios. Problemas o no problemas. Henry S. y su colegas, esa red de millones de internautas que se exponen con careta a un mundo de comunicaciones solitarias. A veces Henry S. o yo, que soy ese Henry S. oculto, otro que va detrás de ese nombre, ha pensado en la terrible verguenza que tendría de ser descubierto por alguno de sus compañeros diarios en este blog. Henry S. se moriría de verguenza. Yo me moriría de verguenza de saber que solo uno de ellos me ha leido. Me parece todo tan horrendo. Todo esto que escribo me parece tan sensiblón e infantil. Lloron, triste y languido... ¿Quien cojones es ese Henry S. que llevo dentro. En cualquier caso...un tipo honesto.

viernes, febrero 03, 2006

Julio Denis

Termino de leer, con algo de euforia, el vano ayer de Isaac Rosa. Lucidisimo, genial. Incluiré a este nuevo Julio Denis en mi particular Jardín de Denis que se bifurcan, que ya van siendo unos cuantos.

Videos

Loading...

Mi lista de blogs

Afuera

Recent Posts