miércoles, enero 11, 2012

SA sociedad anónima

 S y A podrían haber formado, perfectamente, una sociedad anónima. Las posibilidades de nombrarla serían infinitas y siempre peculiares o chistosas: S y A S.A.; SA sociedad anónima; AS SA, un palíndroma sencillo pero efectivo. El caso es que S y A además de ser, a su modo, una sociedad anónima, tenían una forma menos evidente de sociedad, una sociedad invisible y poco concreta: la sociedad de la realidad inamovible. S y A formaban el conjunto de la verdad única, de la imposición de lo correcto o más concretamente aún, la sociedad de lo que se debe hacer, de lo que está bien hecho. Daba igual con quien hablaras. S o A, ambos tenían una visión única de las cosas. Lo demás, fuera de esos márgenes, era un error y su sociedad se encargaba de indicarlo e incluso multarlo. S y A lo tenían claro, todo aquel que actuase fuera de esa verdad, estaba equivocado y o bien se le esperaba a que comprendiera su error, cosa que sólo se le permitía a ciertos privilegiados, o bien  se le hacía saber, contundentemente, de su visión errónea de las cosas; la mayoría de los mediocres habitantes del planeta. S y A, no obstante, respetaban a ciertas figuras externas a su sociedad. Individuos esporádicos, preparados en terrenos precisos y de los que se podrían valer para que su sociedad avanzase a ritmo de crucero. Tipos que, transfigurados en su discurso, le daban solidez a su realidad. Creyentes absolutos en sus formas, las que siempre caminaban en el lado correcto del bien, no cabía en ninguna de sus actuaciones, palabras, discursos o gestos, la equivocación. Si algo, eso sí, no salía bien en la sociedad, la culpa, esa palabra, siempre recaía en los mediocres agentes externos de la sociedad de la realidad inamovible. Esa montaña infinita de seres erróneos, ese cúmulo brutal de equivocados. Ellos no. Ellos siempre estaban en lo acertado, en lo correcto, en la razón: sólidos, contundentes, enquistados, cerrados, claustrofóbicos.

1 comentario:

Anónimo dijo...

SA Sociedad anónima bien podría ser A-Z S.A. Conozco un miembro con cada inicial del abecedario que se comporta así. Quizá los raros somos nostros.

CL

Videos

Loading...

Mi lista de blogs

Afuera

Recent Posts