viernes, noviembre 05, 2010

Música diaria

Suenan: Los muelles de la cama mientras giras tu cuerpo para levantarte, los píes en el suelo cuando das los primeros pasos del día, la puerta medio cerrada de la habitación mientras la vas abriendo, la puerta del baño. Suena la orina en el retrete, suena la cisterna. Suenan de nuevo tus pasos en el suelo, retumbando lejanamente, como si aún caminaras por los sueños. Suena el interruptor de la luz que has pulsado porque aún no ha amanecido del todo y no se ve bien. Suenan las puertas de los armarios de la cocina mientras buscas el café, la cafetera, la cucharilla. Suenan los giros en la cafetera, el grifo que abres y por el que corre el agua que terminará volviéndose café. Suena la cafetera cerrándose. Suena la bolsa de pan, la tostadora, el café que sale anunciándose, sabiendo que con él arranca definitivamente el día. Suena tu garganta carraspeando, el sonido sordo de un bostezo. Suenan otras puertas, paredes , suena a lo lejos la ciudad. Suena la ducha, ese viaje inexplicable del agua caliente hasta la piel, el cepillo de dientes, más pasos, la primera canción del día, el armario, el teléfono, la puerta de casa, el ascensor, la voz de un vecino que saluda, la calle, sus coches, sus autobuses, bocinas, un murmullo gigante de niños en el colegio a lo lejos, miles de pasos en la acera, conversaciones que pasan, otros teléfonos, la locución del metro anunciando paradas, el compañero de vagón que desprende desde sus auriculares el sonido no identificable de una canción. Suenan ruidos, el tren en la vía, la gente, el día, lo que no se sabe que se escucha. Suena todo, suena el tiempo, suena tu vida.

No hay comentarios.:

Videos

Loading...

Mi lista de blogs

Afuera

Recent Posts