miércoles, mayo 28, 2008

Estafa numérica

1 le ofrece a 2 un negocio. A 2 el negocio le parece muy sencillo y deposita su confianza en 1. 2 hace una trasferencia a 1 y se despreocupa. 1 siempre ha sido muy cercano a 2 y este no desconfiaría. A 1 las cuentas, pasados algunos meses no le cuadran y esto le preocupa. No ha engañado, pero el negocio no ha salido bien y el dinero de 2 se ha ido al carajo. Assí que 1 llama a 3 y 4 y les comenta la situación. 3 y 4 son comprensivos con 1, nadie desconfia nunca de 1 y le hacen un prestamo para que le devuelva el dinero a 2. 2 no se entera que su dinero se perdió, 1 simplemente le dice que el negocio no ha ido ni bien ni mal, y que su dinero está intacto. 3 y 4 dejan pasar los meses y llaman a 1 para pedirle el dinero prestado, 1 no quiere quedar mal con 3 y 4 y llama a 5, 6 y 8, no llama a 7 por que no se fia de él, ni de su discreción. 5 y 8 atienden a 1 pero 6 se enfada, dice que 1 no esta siendo limpio y que se resuelva el los problemas, pero 5 y 8 si le dejan dinero. 1 devuelve el dinero a 3 y 4 pero obtiene una nueva deuda que 5 y 8 no tardaran en conbrar a 1. Así 1 habla con 2 y le cuenta el enredo. En realidad 2 es el mas cercano a 1 y piensa que todo ese embrollo se ha montado por que 1 le valora y no queria perder su amistad, valora entonces ese gesto de 1 y le deja el dinero inicial del negocio que tantas vueltas había dado y se lo da de nuevo a 1 para que pague a 5 y 8. Pero como 1 no quiere problemas llama a 21 y 14, que se llevan muy bien con 7. 1 planea desfalcar a 7 a traves de 21 y 14 sin que estos se den cuenta, pues son muy cercanos a este. 1 les cuenta lo del negocio, su lio, sus problemas y 21 y 14 le responden que no tienen dinero, pero 1 dice que por que no hablan con alguien cercano que temga mucho dinero, todo esto lo hace porque sabe que 7 es el mas adinerado de todos. "Alguien que os ayude de verdad, alguien que grite vuestra amistad a los cuatro vientos, alguien que sea cercano de verdad no os negara ese dinero" y 21 y 14, inducidos por la manoibra de 1 responden que 7 tiene mucho dinero y que se lo pediran a el, que si realmente es tan cercano como dice no les podrá negar esa cantidad. Asi 21 y 14 piden a 7 el dinero que terminan por dar a 1. Y así es la historia de como 7 fue engañado y robado por 14 y 21 inducidos por 1 que nunca quiso timar a 2.

lunes, mayo 26, 2008

El hostil

Enigmático, invisible, irónico y con una cierta, pero sutil, agresividad verbal, el usuario anónimo hostil ( y le agrego lo de hostil porque en este solitario blog aparecen, espóradicamente otros usuarios anónimos que no lo son y debo diferenciarlos) apareció hace algún tiempo por los cometarios del Blog de Henri Simon Leprince. No hay un instante, un comentario que marque su aparición. El usuario anónimo hostil va y viene, vuelve, lanza un dardo y desaparece y es dificil ponerle una fecha de incio a su presencia. Sabe, eso si, de las debilidades de Henri Simon. No sólo las maneja bien, sino que las conoce, y ataca donde mas duele a Henri Simon, en ese rincón de su personalidad donde Henri Simon Leprince es tan vulnerable. Este, que sabe que lo de escribir no es una cualidad de su personalidad, se esconde bajo ese pseudonimo para no ser descubierto, para no ser leido por quienes le conocen. Henri Simon Leprince es casi infatil en esto. Se imagina una personalidad, un otro, para no sufrir las varapalos de su mediocre escritura y esto el usuario anónimo hostil lo sabe y es ahí donde ataca. Si Henri S, sufre pánico con la idea de ser descubierto Anónimo ataca encubierto a su vez para llevar al terreno de la paranoia a Leprince. Esto a Leprince le desconcierta, por que a pesar de la hostilidad de esta presencia, el no puede estas mas de acuerdo con sus comentarios. Es decir, para Leprince no hay cosa mas cierta y real que los comentarios de Usuario anónimo hostil. Es decir, entre la personalidad que se esconde tras Henri S, cuyo nombre no desvelaremos y el usuario anónimo, del que desconocemos el nombre, hay muchos puntos en común. Ambos piensan que Henri S es un escritor (Yo usaría tecleador. Henri S teclea, no escribe) mediocre, incapaz y que usa el blog para fantasear con una capacidad que no le está dada.
Henri S vive desconcertado. ¿Quien es ese que se cuela en el blog y me conce tan bien y me agrede?, ¿Quien es ese que se empeña en atacar mis miedos básicos, mis paranoias y fantasmas primarios?, ¿Quien conoce mis complejos y los usa?, ¿Que busca tras esa agresión?. La respuesta, tras muchos intentos en vano cada vez es mas clara. Henri S recuerda algunas enfermedades, desdoblamientos de la personalidad, laberintos mentales.. ¿No es el acaso un desdoblamiento?.No es el mismo Henri S un desdoblamiento, un otro Yo de alguien que se esconde. ¿No sucederá eso mismo con ese usuario anónimo hostil? Y concluye. Debo ser yo mismo. No hay otra solución. El usuario anónimo hostil soy yo. La memoria me traiciona, me borra ese instante donde yo publico mensajes en este blog bajo identidad oculta, pero esos mensajes deben ser escritos por mi mismo, no hay nadie mas, no puede haber otro. El usuario anónimo hostil es Henri S


PS: Aquí debería sonar esto

domingo, mayo 25, 2008

Jacob

"Digamos de manera sencilla que este texto ya sucedió. Ya fue y a pesar de que lo recorro en este preciso instante, cuando concluyo una frase, una palabra, eso, ya sucedió. Lo que hace pensar en que las cosas cuando cobran sentido ya son pasado. Las cosas en el presente van, simplemente van y solo cuando concluyen adoptan una forma por la que tratas de comprenderlas", eso fue exactamente lo que encontraron escrito entre los papeles de Jacob Muller, un trabajador de un grupo de bancos importante. Eso fue lo que se encontró entre lo que aparentemente eran sus papeles de trabajo, eso fue lo que se encontró donde deberían estar los informes que se le habían encargado en el último mes y en lo que aparentemente estaba muy ocupado. El hallazgo no sentó bien ni a su jefe, ni a los compañeros a los que afectaba la continuidad de ese informe. El trabajo en cadena se rompe por las reflexiones fuera de lugar de un Jacob del que nadie conocía su vena "Filosófica". El problema es que Jacob llevaba cuatro dias sin dar señales de vida y la urgencia del informe había llevado a dos compañeros y dos jefes directos a urgar entre sus papeles y encender su ordenador para tratar de encontrar el importante informe que varios esperaban. El informe no se encontró, pero si mas piezas de reflexión filosófica de un Jacob del que de repente se descubrió que era un pésimo trabajador y que ocupaba su tiempo en hablar precisamente de eso, del tiempo.

"Esta incapacidad de no comprender el presente hasta que ya es pasado nos lleva a la siguiente y obvia reflexión, a la pregunta realmente importante: ¿Existe el presente?. Esto, como todo laberinto, y la reflexión es un laberinto, un jardín de senderos que se bifurcan, abriría mas preguntas. Por que si el presente no existe ¿Es posible que existamos?. Si no hay presente no se existe. Pero concluyamos que si, que existe el presente por que, aunque nada lo indica claramente, existimos y para existir hay que habitar en el incomprensible presente. " este texto fue encontrado en una carpeta del ordenador de Jacob, algunos lo leyeron con perplejidad, otros casi riendo, algunos burlandose del bueno de Jacob, el jefe lo leyó con las manos en la cabeza, posiblemente tratando de entender a Jacob, tratando de encontrar la clave de Jacob, ese instante donde dió señales de quien realmente era y nadie se percató. Jacob siempre tecleando, siempre callado, siempre sentado. Jacob el timido, Jacob el responsable, el silencioso, el ordenado ese que les había dejado sin solución, colgados, sin respuestas cuando la demanda se venía encima y nadie sabía que camino a seguir por que Jacob debía preparar durante dos meses el informe para contraatacar por la via legal. Y ahora aparecian jefes de grado cada vez mas alto, todos iban mirando el ordenador de JAcob y el informe no aparecia, carpetas ordenadas por fecha y dentro por tema
.- 2008-- Reflexiones básicas del pasado inmediato-- ahí dentro unos veinte archivos word con títulos desde "Memoria" o " Viaje leve del tiempo fugaz" hasta "Se vive con algunos segundos de deventaja", donde Jacob plantea la teoria de que el hombre no vive tanto en el presente sino en un pasado inmediato que está a cuatro o cinco segundos de lo real, del presente. Este texto lo termina con una sipnosis de lo que podría ser un cuento "En este cuento- escribe- el protagonista es un corredor que va siempre de segundo, a cinco segundos del primero pero es incapaz de darle alcance". Hay varias carpetas mas que a su vez contienen otros archivos word con textos. El material de Jacob es vasto, su escritura es muy productiva y hay miles de textos a lo largo del disco duro del ordenador.

Finalmente uno de los jefes, manteniendo aún cierta calma, encuentra una carpeta llamada Informe segundo trimestre 2008. dentro un archivo, el ordenador se rodea de gente impaciente, el jefe hace doblre click sobre el icono y se abre el archivo. se despliega de repente una título enorme y en negrita "el informe" el jefe baja con el ratón y se ve una foto de Jacob en una playa, esta con bañador y una copa, un cartel en la mano mientras mira a la cámara. "Siempre se va unos segundos por detrás. Aquí os espero, vosotros que sois tiempo"

sábado, mayo 24, 2008

Escena vista por A y B

La situación es la siguiente:

A y B están en un portal. Llueve como si se fuera a acabar el mundo y ambos ven la lluvia con cierto agotamiento. Piensan los dos, y eso se lo han dicho hace diecinueve segundos, que salir hoy es casi un error, pero los compromisos son losas gigantes, losas que pesan exactamente igual que la culpa y van en cajas similares. B piensa que en la lluvia hay algo de música y A piensa que en la lluvia hay algo de viaje. En cualquier caso la escena se rompre por que del portal de al lado sale una mujer descalza, semi desnuda y corriendo, cuando A y B la ven de espaldas descubren que de la nuca le cae un chorro de sangre bastante contundente y llamativo, pero que tiene algo de irreal, y eso les parece porque tardan varios segundos en cerciorarse de que realmente es sangre. La pregunta sale de ambas bocas hacia el otro. De A a B y de B a A.(A=B entonces B=A). ¿Es sangre?. Y si era sangre. Y la mujer descalza, semi desnuda y con sangre para un taxi rapdiamente y el taxista se detiene con cierto temor y duda y avanza unos metros y se detiene y la mujer se monta y el taxi arranca y se pierde en la lluvia. Y A y B miran y no hablan, ven el taxi perderse en el fondo de la calle. Miran al portal del al lado esprando una señal, que jamás existirá. Alguien que salga detrás y que le de sentido a la secuencia, pero no. la calle se queda como estaba, con algunos peatones caminando rápido bajo la lluvia. Y B mira A cuando C y D aparecen. Se saludan y se van. Cogen un taxi por que es tarde y por la lluvia y por que llegan con retraso al compromiso. Y B o A le cuentan a C y D la agitada y breve escena y A o B se quedan pensando en el destino de los taxis. En como es este el que les ha tocado a ellos y no el otro, en el que va la mujer descalza y con sangre en la nuca. En ese mismo destino piensa el taxista mientras escucha a A o a B contandoles a C y D la escena y en ese destino pensará el otro taxista, en otra calle, en otro semaforo.

viernes, mayo 23, 2008

Desierto

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------.

PS: Creo que este es mi mejor texto

miércoles, mayo 21, 2008

Huidizo

Aterrizó en Barcelona a las tres menos cuarto. A las diez de la noche se sabe que cogió un vuelo desde Barcelona a Viena. A las dos de la mañana entra en un edificio en Muthgasse. A las 8 de la mañana sale de ese edificio y va de nuevo al aeropuerto, vuelo a Atenas. En Atenas va hasta el Pireo y va en Ferry hasta una isla pequeña y menos habitual en el circuito turistico. La isla es Sifnos. Alquila una moto y pasa dos noches en la isla, coge el ferry de nuevo a Atenas y sin parada intermedia alcanza el aeropuerto. Ese vuelo le lleva hasta México DF. En el DF entra en un edificio de la colonia del Valle, horas mas tarde, de madrugada, sale con alguien de un garage en coche. Ese coche les conduce hasta un pueblo pequeño del estado de Oaxaca, La Perla. La otra persona que va con él, vuelve al DF y le deja allí. Pasa dia y medio en ese pueblo minusculo donde descansa en una pequeña casa y come abudantemente. De ahí baja, en una forgoneta muy vieja y ruidosa, hasta la costa. La furgoneta la abandona en el anden de la carretera cercana a San Pedro de Pochutla. Horas mas tarde está en Mazunte en una cabaña donde pasa dos dias bañandose y leyendo. Por la noche sale a beber cerveza a un club social donde suena música de baile popular. Al cabo de dos dias llega hasta Puerto Escondido y toma un avión al DF y hace escala para llegar hasta Guatemala Ciudad, pasa seis horas allí, va hacia el centro, entra en un hotel poco tiempo y sale. Vuelve al aeropuerto y nuevo vuelo hasta Buenos Aires. En Buenos Aires alguien le recibe en el aeropuerto, una mujer. Van en Taxi hasta Palermo y entran en un edificio. Al dia siguiente sale del portal rápido y con la mochila. Camina unas seis horas y partir de ese instante se le pierde la psita durante siete dias. Aparece de nuevo en Lisboa, saliendo de un hostal en el mismo centro. Baja hasta la plaza del comercio y conversa durante una hora y diez minutos con un hombre mucho mas mayor. El hombre se queda sentado cuando el se levanta y el camina hasta la estación de tren. Sube en un tren con destino Madrid . En Madrid entra en un portal de la calle hortaleza, pasa una noche y sale pronto en la mañana. Entra en la estacion de Alonso Martinez y va hasta el aeropuerto en Metro. En el aeropuerto se encuentra con el hombre mayor de Lisboa, se intercambian un par de libros que el guarda en la mochila, se abrazan y coge un vuelo a Budapest. En Budapest se le ve a media noche mirando un barco pasar despacio por el Danubio, mira hacía Buda y anota algo en su cuaderno. Entra en un restaurante italiano y una mujer entra, le tapa los ojos y le da un beso en los labios, es la misma mujer de Buenos Aires. El sonrie y hace una señal al camarero, ella cambia el gesto al ver el rostro del camarero, pues este es el que habia conducido con él desde el DF al estado de Oaxaca. La mujer y el camarero se miran. El se levanta y se va. Vuelve al Danubio, mira el reflejo del agua, las luces de la ciudad deslizandose como tinta por el reflejo del rio y se lanza. A las doce y media de la mañana la policia encuentra su cadaver.

martes, mayo 20, 2008

Nadie

Nadie sintió que aquel dia era diferente, pensó que a partir de ese instante todo sería diferente. Nadie se puso la mejor ropa, se miró en el espejo y se sintió elegante y atractivo. Nadie pensó que ese era el gran dia. Nadie abrió la puerta de casa, cerró con llave y salió a la calle. Nadie se sintió contento entre los otros, nadie se sintió alguien en medio de la ciudad. Caminó y de vez en cuando se veía reflejado en los escaparates, nadie se veía así caminar entre los otros, con su buena ropa, con su gran aspecto. Nadie llegó a un bar donde estaban otros, saludó y dejo claro que nadie había llegado. Comenzó a entremezclarse con ellos, a charlar con unos y otros, a beber y a nadie se le fue subiendo la borrachera y se vió capaz de decir lo que nunca se atrevía a decirle a los otros y los otros no decian no contestaban, por que nadie, muy a su pesar, no afectaba con sus palabras a los otros. Y asi fue pasando la noche, y Nadie bebía y hablaba, por que Nadie habló mucho aquella noche, como si las palabras fueran mas ligeras de lo normal. y se acercó a aquella chica y Nadie quiso ser seductor, pero a Nadie la seducción, en realidad, no se le daba muy bien, y la chica no pareció mirarle, y Nadie bebió mas y nadie notó que todo se hacía mas ligero y se vió los pies y curiosamente no se los veía.
Pensó dos cosas:

1.- estoy borracho,

2.- Me estoy haciendo invisible.

Pero Nadie ignoró el extraño acontecimiento y volvió a beber y hablar con otra chica y sus juegos de seducción tampoco tuvieron éxito esta vez, pero a Nadie no le afectaba eso. Y nadie , sin saber porque comenzóa flotar sobre la fiesta del bar, empezóa ver el suelo mas lejano, mucho mas abajo de los pies que seguían siendo invisibles. Nadie sobrevoló sobre la cabeza de las chicas que había pretendido seducir, sobre los amigos con los que había hablado aquella noche, sobre el camarero, sobre el bar al completo, peor nadie miraba a nadie y se fue haciendo invisible y despareció en la lejana y extraña luz de la lampara del bar y nadie se acordó nunca de preguntar por nadie.

domingo, mayo 18, 2008

Estático

No volvió a levantarse de la cama. Aquella noche lo recibió como una señal, como un mensaje y jamás volvió a despegar su cuerpo de aquellas sábanas blancas. Se quedó mirando el techo las primeras horas y descubrió la velocidad variable e inconstante de los recuerdos. Luego no habló, su pareja entró en la habitación desesperada al cabo de los dias, pero no obtuvo respuesta. Ella también comprendió que aquella actitud era definitiva y supo que nunca mas saldría de allí.

Los primeros meses fueron extraños, había que adaptarse a esa extraña situación, a ese inalcanzable silencio, pero en el momento que flaqueaba, volvió a soñar y comprendió que el sueño le perseguiría cada vez que se plantease abandonar. Luego comenzó a escribir en un cuadernillo. Frases que la mujer no siempre podía comprender: "Los recuerdos son barcos", " El café nos lleva al otro lado", "La vida es un cementerio de muertos vivientes", "Esta cama es el universo", "Cada lado tiene un reverso" "Las teclas son diferentes", " El sueño es continuo. Lo vemos cada noche por capitulos y como toda historia abierta, no se entiende hasta el último, hasta el dia en que se cierran los ojos definitivamente y vemos el rótulo que nos indica el fin. Sólo ahí comprendemos el sueño entero, que es la suma de todos los sueños", " Nada mas moderno que ser inmortal". Frases que se iban sumando lentamente. Unas detrás de otras, pero no necesariamente escritas en orden. Unas estaban en la primera página, otras en las del medio y otras al final. No había orden. La mujer las leía mientras el miraba, invariable, el techo. La mujer el primer año siguió durmiendo con él en la cama, pasado el tiempo se cambió de sitio, le dejó ahí, en ese espacio inaccesible y se fue a vivir al salón. Al cabo de tres años apenas entraba, apenas se veían y sólo se veian cuiando ella le dejaba invariable una bandeja de comida. El, cuando ella no estaba, comía algo, muy poco y dejaba la bandeja a un lado. Los cuadernos se fueron sumando unos a otros, las frases eran cada vez mas inexplicables: "El ritmo es la constante del destino, pero todos sabemos que el destino no existe", "Son ellos y no nosotros", "Lo ideal es ser blanco mentalmente y negro emocionalmente. Desenmascarar los grises que son muy perversos". "ya está llegando el silencio". Al cabo de diez años, la mujer entró en la habitación le dió un beso en la frente y salió. Nunca mas volvió. El hombre murió de inanición

sábado, mayo 17, 2008

¿Dónde?

Vivió 46 años, esta es la lista de transportes usados en su vida:



.-224 vuelos. 32 de ellos trasatlánticos

.- 2257 viajes en coche.

.- 5583 viajes en metro

.- 2403 viajes en autobus



No se incluyen caminatas, tampoco carreras, paseos o las pocas veces que uso bicicletas. No se incluyen tampoco breves paseos en moto por el monte. Podriamos agregar, breve paseo en globo. En cualquier caso, grosso modo este es el resumen de traslados de su vida. Y aún así, detrás de ese movimiento, jamás, nunca, se encontró.

viernes, mayo 16, 2008

Memoria

Esto debería ser música. Esto debería ser otra cosa y no esto. Si hago esto es porque se llega aun sitio donde no llegan las palabras y sin embargo para volver se necesitan. Una especie de juego, de laberinto, de trampa. Vas por que no están las letras y la vuelta hay que hacerla con ellas por que sino no se vuelve. Esto debería ser esta canción que ahora escucho, que se parece a algo que no se como se llama, que existe pero no tiene nombre. ¡Que cojones es esto?. Y vienen caras. Una época borrada, invisible, pero que sin embargo sigue estando ahí. Y ahora me acuerdo, pero no son palabras, me acuerdo de algo que no se nombrar, de gente, de cosas, de casas, de calles pero no son palabras, pongo esas por que tengo que volver de ese recuerdo que no se que nombre tiene, y para volver tengo que poner palabras pero no son palabras. Es como esta canción, como la voz de esta chica que canta, como este ritmo, comoe sas notas que me estan volviendo loco porque son realmente bonitas. Se parece a esto, pero no son palabras. Lo recuerdo, era algo así, y viene, viene de golpe. ¡¡ Joder!!, esto es como droga. Toda la casa que ya no es esta casa se vuelve ese recuerdo, como si todo se pusiera a sobrevolar, como si todo se volviera liviano, como si el cuerpo fuera ingrávido. El recuerdo es una galaxia y la memoria un cosmonauta. Algo así, que metafora mas cabrona, pero es así, algo así. Sobrevolando algo incierto o no del todo real. ¿Que coño es esto que recuerdo?, ¿y por que viene con esa sensación tan fuerte, tan adictiva? y la canción y la voz de la chica y las palabras que uso para volver de ese viaje, y el traje de cosmonauta que es este texto. ¿Era así?, ¿Fue así, con esta sensación que ahora viene?, ¿Llevaban esta sensación aquellas tardes?. ¿Lo recuerdas?.¿Lo recoraadrás tu también?. ¿Te vendrá tambien a ti de golpe y no encontrarás palabras y las usarás para volver del viaje?. Vete tu a saber. Vete tua saber donde estarás ahora. Vete a saber como habra ido cambiando tu cara, tu cuerpo. Joder, te juro que se parece a esta canción, se parece tanto a esto que no tiene palabra para ser nombrado. Mejor acabo, mejor lo voy acabando cómo se acaba esta canción y vuelvo, voy volviendo a casa...

http://www.imeem.com/filip93/music/SpPnsn37/scarlett_johansson_song_for_jo/

Extraños

De repente y sin orden, aparecen uno detrás de otro, como si se fueran levantando de unas tumbas que en el fondo no existen, unas tumbas que hay en el cementerio de la memoria, de mi propia memoria. Nombres que estaban oxidados, amontonados en la chatarra. Como si de algún modo hubiera una parte de la memoria que realmente se fuera oxidando, acumulando nombres y caras y situaciones que se van volviendo restos. Zonas enteras del recuerdo y de repente comienzan a volver uno detrás de otro, en extraño desfile. Nombres que al aparecer entre los recuerdos producen un chispazo, un chispazo que conlleva a situaciones, algunas sensaciones y los rostros que hay detrás de esos nombres. Y además la memoria que es un laberinto y una cadena genera mas nombres detrás de un nombre, mas caras detrás de una cara. Así se llega a una época que ya parecía otra vida. Así aparecen todos estos delante de mi y me recuerdan que la memoria tambien tiene mucho de pasajera, y que una vida son varias vidas y que luego de algún modo la vamos olvidando o vamos diluyendo la frontera entre una y otra y luego recordamos y nos parece todas las vidas la misma vida, pero que va, que no, que son muchas vidas, que no somos siempre el mismo, que somos varios y que nos trasladamos en el tiempo, con el mismo cuerpo, si, pero siendo otros.

miércoles, mayo 14, 2008

Valet

El autobus se detuvo en mitad de la carretera. El conductor miró atrás y en voz alta nos comunicó a todos los pasajeros que nos bajaramos, que intentaría arreglarlo. Evidentemente, y como siempre pasa, comenzó a pasar el tiempo y ahí seguiamos lanzados a un lado de la carretera. El Sol era fuerte y miré el reloj. Había perdido toda posibilidad de llegar a tiempo, pero mi siguiente preocupación era que al menos llegar a tiempo para ayudar a I44. Miré el asfalto y creí ver un destello pero supe inmediatamente que aquello era cansancio. LA gente no hablaba cada uno había ocupado un lugar en aquella esplanada infinita. El Sol era recio, el calor insoportable y el silencio atronador. De vez en cuando miraba al conductor entregado al laberinto mecánico del autobus pero yo estaba convencido que el tipo, jamás, arreglaría nada. Le observaba mover sus manos, mancharse de aceite la cara y la ropa, le veía insultar al autobus y hacer ensayos de conectar cables y echar agua, pero jamás lo arreglaría. Una mujer se había quedado dormida de manera extraña entre unos hierbajos de la cuneta y me pareció increible la capacidad que tenemos de aislarnos, nuestra capacidad brutal de adaptarnos. Miré el reloj y supe que ya no podría ayudar a I44 y sólo me quedó la esperanza de que el solo hubiera podido hacerlo. Escapar, a I44, nunca se le habia dado mal. Observé a una pareja ella estaba nerviosa y él permanecia en esa zona mental donde no sucede nada, o parece estar todo en una extraña quietud. El tipo miraba a lo lejos, como si en el horizonte hubiera la posibilidad de encontrar una respuesta para arreglar el autobus. Era la primera vez que cruzaba el desierto y alguien me dijo que cruzar el desierto era como atravesar la memoria, que todo se rellena y todo se imagina y sin embargo todo, en realidad esta vacio, y que la memoria lo que hace es rellenar lo que creemos vacio y sin embargo pocas cosas mas repletas que el desierto. Algo así me había dicho o algo así recordaba yo ahora viendo aquella masa de arena y sol esparcirse en capas a traves de la vista. Todos estabamos callados hasta que un hombre habló y dijo no se que coño del agua y de la noche y yo pensé que ya venía, ya venia el hombre y sus miedos y sus prevenciones, las malditas prevenciones y ya en seguida empezarian las alarmas y bebí el último trago de agua que me quedaba en la botella y el hombre me miró y me dijo "Ya no te queda agua,¿Que podemos hacer?" y yo supe que aquella noche iba a ser larga y el conductor despues de horas y horas bajo el motor dijo que aquello estaba jodido y que no arrancaba y que lo que quedaba era esperar. Y pasó un coche, un coche viejo y se paró y todo el mundo le rodeó y el tipo dijo que avanzaría hasta el siguiente pueblo y avisaría. Un par de horas después aparecieron, ya de noche, tres furgonetas muy viejas y destartaladas. Nos distribuimos todos los pasajeros y atravesamos la noche y el desierto en la parte de atrás. amontonados y sintiendo el aire en la cara, vi el cielo y me pareció maravilloso, iluminaba aquella inmesidad la otra inmensidad, la del suelo. Y em gustó sentir el aire en la parte de atrás de la furgoneta, atravesando esa zona remota de la tierra. Llegamos a un poblado mal iluminado. Nos reunimos todos los pasajeros y nos repartieron por diferentes chabolas para dormir, ald ia siguiente seguiriamos la ruta hasta conseguir un pueblo grande donde nos montariamos en otro autobus. Cuando llegue a la chabola donde me tocaba dormir, traté de pedir un telefóno, me indicaron uno en medio de una de las callejuelas, el único que había en el pueblo. Metí unas monedas y marque el Móvil de I44, no atendió. MArqué un cuarto de hora mas tarde y tampoco atendió esa vez. Me fuí a la chabola y traté de dormir, lo poco que lo hice, soñé con una roca, una roca que iba flotando por el mar, una roca grande pero muy poco pesada que flotaba, encima de la roca había un pajaro inmóvil que se lanzóa volar el instante justyo en el que despertaba. Ví que una de ls chicas que también dormía en mi chabola estaba despierta y le hice un gesto de fumar, salimos afuera y los dos comentamos el poder que tenía la noche ahí y lo extraño que resultaba toda aquella situación. Me preguntó que si nunca había estado en el desierto y yo contesté que no, que era la primera vez y me dijo:" El desierto es como la memoria" y a mi aquello me dió un escalofrío, pero no le dije nada, de repente nos miramos y nos besamos, nos besamos durante unos cuarenta segundos, fue un beso potente, muy extraño, sentí un golpe en el pecho, una especie de variación espacial, Ella se separó de mis labios, me miró y me dijo : "Se quien eres H67, no hagas tonterias. Si no las haces todo irá bien. Se dió la vuelta y se metió en la chabola". No se por que, nunca me pasa, pero de repente me puse a llorar. Supe en ese instante que I44 estaba muerto.

martes, mayo 13, 2008

Muros oníricos

El colectivo "Muros oníricos" se reunió por primera vez a finales del 2001. La única intención clara era crear un grupo de levantamiento popular contra el autoritarismo de la realidad, o lo que la sociedad consideraba la realidad. El Colectivo "Muros oníricos" pretendia hacer un llamado al valor que tenía en la vida el lado de los sueños, una realidad minusvalorada frente a la realidad "real", una realidad importante y fundamental frente al poder de la vida despierta. "Muros oníricos" quería imponer así una realidad donde el sueño tuviera el valor y la importancia que deben tener los sueños. "Se trabaja para este lado, vivamos en el otro, trabajemos también para nuestra otra vida, al fin y al cabo pasamos muchas horas allí, en aquel otro orden". Así el colectivo realizó algunas actividades para dar a conocer su idea y sus intenciones. La primera fue clara y contundente, el lema era " Vosotros poneis muros a los sueños, nosotros pondremos muros a vuestras realidades". En medio de la madrugada y en una acción rápida y bien coordinada, levantaron muros en algunas vias de acceso a la ciudad, taparon con muros igualmente las entradas de varias estaciones de metro y lanzaron miles de panfletos en los que explicaban sus intenciones. Aquella acción fue noticia, pero corrían los últimos meses del año del 2001 principios del 2002 y cada movimiento que alterara el orden se veía en seguida entremezclado con el islamismo radical y con las intenciones de estos. Algunos quisieron ver en esta acción la mano del Onirico Bin Laden, pero "Muros oníricos" realizó inmediatamente otra acción e incluso mandó una carta a varios medios explucando cual era la "realidad" y cual eran las motivaciones de su acción. La acción quedó entonces empañada por la imagen dada por los medios y por el extraño punto de unión que se le quiso dar con Al-Qaeda. Así "Muros oníricos" descubrieron que no sólo tendrían que luchar contra una "realidad" dura sino que incluso viviamos en una realidad soñada por tres o cuatro y que la lucha no era tan sólo con lo real sino que la lucha debía centrarse en lograr una democracia onírica. Imponer el sueño de todos, el lado absurdo y anárquico de cada uno y no sólo el lado absurdo y anarquíco de tres politicos y sus secuaces.

La segunda acción se centro en negar la realidad onírica de esos politicos absurdos y ahí fue cuando "Muros oníricos" se metió en una zona conflictiva y peligrosa. Hablaron de presidentes y póliticos. de las realidades soñadas de estos. "NAda de esto existe" no somos mas que el sueño de George. Y así llamaron a aquella acción "Somos el sueño de George". Para aclarar que todo era un sueño, "Muros oníricos" paso a una acción contradictoria pero según ellos necesaria. Había que despertar a la realidad para darnos cuenta que aquello que sucedía era el sueño de George. PAra despertar a lo real pensaron que lo mejor era hacer ver a George que lo que el soñaba también se podría dar en el lado real. Y así fue como "Muros oníricos" activó sus primeras bombas. Tres explosiones sin víctimas ni heridos. LOs accesos a la ciudad nuevamente quedaron bloqueados, esta vez los atascos fueron historicos.

Algunos de los miembros de "Muros Oníricos" fueron capturados por la policia y "Muros oníricos" se convirtió en un grupo en la clandestinidad. Muy controlados fueron perdiendo energia y decisión y la mayoria de los miembros que habían comenzado por una visión romántica se fueron alejando del grupo. Quedó entonces, tras varios años, como único miembro Guy Valderrama Bomber. Su acción fue constante y una forma de vida. Capturó una ballena, la transportó al medio de la sabana y vivió encima de ella como representación real de su sueño favorito. Y entonces soñó que se volvía real y supo que la batalla ya estaba ganada. Supo que todo, cada poro de la realidad eran parte de un sueño, de su sueño o del sueño moribundo de la ballena capturada.

lunes, mayo 12, 2008

Sordos

No hubo una explosión previa, pero de repente nos quedamos todos sordos, fue momentaneamente, duro unas cuántas horas, pero nadie podía oir nada, un silencio tremendo. Recuerdo que con gestos me comuniqué con algunos de ellos, nos trasladamos al sotano y esperamos que las cosas se calmaran, algunos estaban nerviosos y pasamos algún rato tratando de tranquilizarles con gestos y miradas. Creo que el hecho de que todos estuvieramos sordos ayudó a que el colectivo permaneciera mas unido y menos nervioso. Yo sabía, tenía una seguridad sobrenatural, que la sordera era momentanea, nada me lo indicaba pero estaba convencido como nunca he estado convencido de nada. Nos quedamos sentados en el sótano. Todos apoyados en las paredes, sentados en el suelo, uno de los niños se puso a pintar sobre una hoja suelta que había, dibujó algo extraño, una especie de ordenador y del ordenador agrego una palabra onomatopéyica, como si el ordenador emitiera constantemente un sónido. Le señalé el dibujo, tratandod e que explicará que era, el niño señaló al techo, indicando que era algo que había arriba y de repente golpeó el suelo, esperando escuchar algo y volvió a hacerme un gesto indicandome que no escuchaba nada, le abracé y traté de hacerle entender que todo pasaría. Miré el reloj. Noté o pensé o eso lo recuerdo ahora, que el tiempo bajo el silencio total corre de manera distinta, como si el sonido empujurá al tiempo y sin este, sin el sonido, el tiempo fuera mas lento. Pensé, o reflexiono ahora, que el tiempo y el sonido viajan juntos y que si falta el tiempo sufre una dilatación. Miré el reloj e imaginé el sonido de la aguja recorriendo ese extraño circulo que es el minuto, digo imaginñé el sonido pero eso también es extraño imaginar el sonido. Hacerse a la idea de algo que en ese momento no existe no es siempre dificil, pero imaginarse el sonido es complejo o tiene algo de lo que nos sucedía, la imaginación del sonido es sorda. De repente noté que escuchaba la aguja y dudé durante cuatro segundos ( Y esot es absolutamente preciso, ues vi los cuatro golpes de la aguja) si lo que oía era producto de mi esfuerzo de imaginar el sonido de la aguja o era realmente la aguja y comprobé que lo que sucedía era que había regresado al sonido, a lo audible. Todos nos fuimos mirando, la recuperación del sonido fue paralela en todo el grupo. Fue en ese instante que JB planteó lo que aún hoy no tiene respuesta. "¿Nos hemos quedado sordos o ha sido que el sonido se ha escpado todo este rato de aquí?"

domingo, mayo 11, 2008

Historia de Ed Sanz

Hijo de un librero y de una biologa, Ed Sanz nació marcado por el extraño acontecimiento de coincidir en su nacimiento con la publicación del primer libro de sus padres. Un extraño texto donde la ficción se sumerge en las profundidades del oceano, un relato donde el blibliotecario y la biologa entremezclan sus conocimientos para crear la historia de un extraño individuo que posee la capacidad de sumergirse en el agua durante varias horas sin ayuda de ningun artefacto y convivir de manera directa y extraña con todo tipo de vegetación marina. Que Ed Sanz naciera el mismo dia de la publicación del libro marcó su personalidad porque de algún modo sus padres siempre vieron en él a ese anónimo personaje que ambos habían creado para recrear sus fantasias oceánicas. Lo trágico o lo irónico de la vida es que Ed Sanz nació con una malformación inexplicable cuyo único inconveniente, según los médicos, era que Ed podría llevar una vida normal salvo nadar o bucear, como tanto le gustaba a los niños y como tanto hubieran deseado sus propios padres. Así Ed nunca pudo ser ese personaje literario que creían ver en él sus padres y eso marcó o dictó las relaciones padres- Hijo para siempre. Los padres se distanciaron del hijo, es decir, cumplieron con los servicios obligatorios como padres, no fueron nunca agresivos ni descuidados con Ed, pero nunca cruzaron la barrera del cariño. Si siguieron publicando secuelas de la historia del anónimo personaje marino que se sumergía durante horas en el mar a convivir con el universo acuático. Ed por otro lado creció siendo un tipo independiente y muy celoso de esa independencia y mirando curiosamente en dirección contraria a sus padres, si estos miraban al mar, al oceano, Ed marcó su vida y su existencia en el aire, arriba, en los vuelos. Mientras los padres escribian sobre esa extrañisima ficción acuatica, Ed subía cada tarde a la colina cercana a su casa a observar la manera de como es que vuelan los pajaros. Asi pasaron años, muchos años. Muchas secuelas publicadas, muchas tardes de Ed en la colina. El mismo dia que se publicó el último de los libros de los padres, el que crerraba la historia del personaje extrañamente sumergible, fue el mismo dia que Ed se lanzó por primera y última vez desde la colina. Nadie supo depsués, que durante medio minuto, un poco mas incluso, Ed se mantuvo volando, puso en practica todo aquello que había observado en los pajros cada tarde de su vida. Nadie lo supo, nadie lo sospechó cuando se encontró el cuerpo de Ed en el suelo. Un suicidio pensaron los padres, la policia y la gente del lugar. Sólo Ed supo que había logrado el proposito de su vida, mantenerse en vuelo, durante varios segundos al menos. Y así fue que Ed fue el primer hombre que voló, aunque nadie lo haya visto.

jueves, mayo 08, 2008

Carta a M

Ayer salí cerca de las nueve. Era ya de noche cuando alcancé la calle y me puse a caminar. Las calles a esa hora estaban mas vacias de lo normal pero tampoco me detuve mucho a pensar en eso, llegaba tarde y esas reflexiones no son útiles cuando se va con prisar. Caminé hasta alcanzar la avenida grande, donde sorprendentemente no había coches. De repente un helicoptero, a mucha velocidad descendió y unos tipos con unos monos grises y unos cascos que les cubrian completamente la cara me cogieron y me metieron en el helicoptero. No me ataron no me forzaron, simplemente me cogieron y me subieron, me sentaron en un lugar bastante incomodo y arrancaron. No dijeron nada, pero con el ruido tampoco les habría escuchado. Sobrevolamos la ciudad, dentro del miedo y la preocupación que sentía la ciudad me pareció preciosa desde ahí. Las calles iluminadas y la noche imponiendose sobre la ciudad entera. Volvía comprobar que la ciudad estaba vacia, como si todo el mundo menos yo supiera de los tipos del helicoptero. La dirección era hacñia el sur, comencé a ver las ciudades perifericas del sur, luego las extensiones de tierra, oscuras a esa hora que daban la sensación de un extraño mar invisible. Cuando llevabamos un rato sobrevolando uno de ellos se giró y me puso un pañuelo en la nariz, caí inconsciente. Abrí los ojos, no se cuánto tiempo después, estaba en una sala algo claustrofóbica iluminada con una extraña luz roja, un lugar que no sabía describirte bien, porque era la primera vez que estaba dentro de un submarino. Me dieron algo de cenar e incluso me ofrecieron una copa que no tomé, uno de ellos se fumó un porro y me lo pasó pero tampoco lo hice. No hablaban, no decían nada, la comunicación conmigo y entre ellos era gestual. Sospeché:

1.- Son una secta de mudos,
2.- No quieren que sepa de donde son.
3.- Esto lo estoy soñando.

De momento la opción vencedora y la que creo que se acerca mas a lo real es la dos.

Algunas horas después el submarino se paró. Me miraron y me pidieron, gestualmente, que les acompañara. Me pareció ridículo no obedecer. Subimos una escalera y salimos a una roca gigante en medio del mar, una roca del tamaño de un campo de futbol, o mas que un campo de futbol, como ocho pistas de tenis o como tres de beisbol. No se, ya sabes que soy malo calculando espacios, pero era una roca que no era isla pero tampoco un pedrolo. Apenas había vegetación. Uno de ellos me miró, me dió una hoja y un boli y en un ingles no ya pésimo, sino seguramente el peor ingles que he oido en mi vida, me dijo que si quería escribir una carta a alguien, que yo era parte de no se que programa, que tenían que experimentar con no se que situaciones de emergencia y que durante los pr´xismos meses iba a vivir sólo en el pedrolo este donde estoy. Esta carta es ese papel y ese boli, el tipo con peor ingles del mundo está esperando, me ha dado instrucciones. Recibiré comida una vez a la semana y me han dejado unos cuantos libros que me han dicho que los lea, que será mi verdadero entretenimiento, que cada vez que quiera me traerán mas. Me han dejado:

.- Robinson Crusoe, lo cual me ha parecido entre gracioso y cruel
.- Niebla, lo que potencia la crueldad y disminuye el humor de estos tipos.
.- La invención de Morel, y esto ya me pareció hasta irrespetuoso
.- Escritos de un salvaje, el que mas ilusión me hacía por que era el que estaba leyendo estos dias y aún no me lo había terminado
.- El arte de la fuga, y esto me pareció que era una incitación o una provocación.

Me pidió, el hombre con peor ingles del mundo,que fuera paciente y que no guardara rencor. Que el era un mandado, que a él le habían dicho que lo hiciera y que el lo hacía, que ahora había mucho paro y que el trabajo era cada vez menos y que no se podía arriesgar a perder su fuente de ingresos que acababa de tener gemelos y que la hipoteca y que si los gastos, que si, que sabía que era cruel lo que estaban haciendo conmigo, pero que le comprendiera, que la vida está jodida, y ahora con la crisis económica cualquiera se arriesga a desacatar una orden. Termino la carta. Me ha dicho que me deja un monton de hojas, que la semana que viene cuando me traigan la comida me dejarán mas libros y que recogeran las cartas que quiera enviar. Ya mismo empiezo a escribir la otra carte. Espero que lleguen.

Un beso muy grande desde esta roca desconocida

miércoles, mayo 07, 2008

Bajo la tormenta

Ví venir la tormenta. Atardecía y caminaba por donde las huertas, por donde nunca hay nadie y la tierra se abre soberbia, extensa e irregular. El cielo había sufrido una agitación enloquecida, un movimiento de nubes frenético, variaciones velocísimas en el color, en como afectaba la luz y en los tonos que eso iba generando. Fue así que la vi venir, atravesando primero los lejanos montes de Transfarlanda, recorriendo la llanura que allí se abre, recorriendola veloz hacía mi, como si la intención última de esa tormenta fuera darme alcance ahí, en medio de la tarde. No me refugié, me quedé viendo el hipnótico movimiento del agua venir hacía mi, las nubes negras que iban cubriendo el cielo, como imponiendo algo que es inexplicable a los hombres. La tormenta ya estaba a unos poquísimos kilómetros de mi, unos segundos y ya todo sería la ira de la lluvia,la furia incontenible de un elemento que salvo en ese caso, inspira siempre cierto sosiego, pero el agua en la tormenta es feroz, violenta y pretende, en todo momento, hacer daño. Y así me dió alcance. Agua, agua hasta el delirio, la formación natural de los charcos, unos charcos que crecen exagerdamente rápido, las hojas de los árboles que se doblan. La ropa que pesa el triple. Llueve y la luz es oscura pero clara, la luz única de la tierra bajo la tormenta. Llueve y cae como si el destino del universo estuviera dictandose en ese momento. No corro, no huyo, esta vez me dejo empapar. Miro arriba y a lo lejos revienta una nube contra otra, también hay guerra en el cielo, una luz instantanea y breve recorre el valle y de repente el ruido ensordecedor. Me encojo en un gesto que repite el código genético, una información que atraviesa miles de años, un gesto idéntico a los primeros hombres y de algún modo yo también soy ese, ese habitante primitivo repitiendo ese gesto bajo la tormenta, un gesto invariable. Me repongo y sigue la lluvia empapandome. De repente, sin aviso, veo a un hombre detrás de un árbol a poquísimos metros de mi, le miro, ambos nos quedamos mirando, no hablamos, es tan potente la tormenta que a esos pocos metros no nos oiríamos. El hombre avanza unos pasos hacía mi, me mira. Le observo, sus ropas a pesar de estar bajo la lluvia no está mojada, su pelo está seco. Camina bajo la lluvia y es como si absorviera el agua, porque todo él está seco. Se pega a mi, está muy cerca y yo inmóvil. Me mira a los ojos, a mi me recorren litros de agua, a él el agua no le roza y ambos estamos al descubierto. El hombre va de traje y tiene el gesto serio. No comprendo, pero durante todo ese rato parece como si tampoco quisiera entender.El hombre se acerca a mi oido y me dice algo que no descifro, unas palabras que bien el ruido de la tormenta han distorsionado o son palabras nuevas. Le digo que no comprendo, pero el hombre se da media vuelta y dehace el camino, trato de seguirle pero en ese instante el cielo de nuevo revienta y el hombre cae derrumbado. Es un instante breve, casi invisible y el hombre es recorrido por el escalofrío de la tormenta. Curiosamente desaperece. Su cuerpo se hace invisible.

Siempre he creido que esto me lo inventé. Que no sucedió. Siempre salgo los dias de tormenta y buco la clave. El cielo, hoy, está negro.

lunes, mayo 05, 2008

Extraños acontecimientos

No sabía quien era, no le conocía. Simplemente unos días antes me había llamado LP y me dijo que estaba muy jodido, que se acababa de morir uno de sus mejores amigos o más que un amigo una referencia. Un tipo que había sido muy especial en su vida y que la noticia le había caído como una bomba. Me pidió que me fuera a su ciudad y que le acompañara a hacer algunas diligencias. El tipo no tenía familia, era un solitario empedernido y nadie, salvo él, podía ultimar algunos detalles. Me pidió compañía porque se veía incapaz de entrar él solo en el estudio. Así que viaje en bus hasta la capital y me encontré con LP. Llegué a media tarde, dejamos mi mochila en su casa, nos tomamos unas cervezas y nos fuimos al estudio. Era ya de noche. El tipo pintaba, eso me fue contando todo ese rato LP, contaba que era un tipo absorbido por la pintura, incapaz de relacionarse con nadie, su vida se basaba en pintar y atormentarse con la pintura. El le había conocido años atrás, muchos años antes, cuando el era un crío y este le dio algunas clases de pintura por un módico precio, el contacto había sido a través de su tío JB que hacia algunos años había muerto y que en vida debió ser el único amigo real del artista. Ambos, decía LP, discutían fervientemente sobre la pintura, sus debates eran largos y etílicos, podían beber y hablar de pintura durante varios días seguidos, al finalizar esas discusiones se separaban y estaban algún tiempo sin saber el uno del otro hasta otra nueva maratón.

Entramos en el estudio. Oscuro y desangelado. LP encendió la luz y miró con una mirada que evocaba a un niño, a alguien que vuelve a un lugar mágico. Recorrió el espacio casi poseído, levantaba algunas hojas destartaladas, anotaciones ininteligibles que se acumulaban a lo largo de una madera que servía de mesa. Había bocetos esparcidos por todas partes, en los bocetos había correcciones, al lado de pinceladas anotaciones sobre esa pincelada del tipo: "Esta línea es imposible", "Este color es pero mas profundo". Cada lienzo, que claramente eran bocetos de algo en lo que debía llevar trabajando años, estaba repleto de anotaciones a los márgenes. "Si no dice no hace". Frases sobre la técnica usada, sobre la temática, incluso reflexiones sobre la pintura "¿Es necesario indagar?", " Se me ha escapado el trazo inocente en este apéndice innecesario", "Las drogas tampoco ayudan a la plena inconsciencia". Era hermoso ver aquellos lienzos gigantes pintados y repleto de reflexiones, al menos a mi me impactaron visualmente. Estuvimos callados mucho rato. El estudio era un lugar con fuerza, dejaba transpirar el desequilibrio de su ex-habitante, pero hipnotizaba toda aquella reflexión gigante. Al cabo de los minutos encontramos un montón de cuadernos. Cada uno estuvo leyendo alguno. Evidentemente al principio encontramos reflexiones, algunas muy abstractas, muy filosóficas, sobre la pintura, sobre el trazo, sobre el color, sobre la temática, pero a partir de unos cuántos cuadernos, encontramos que comenzaba a hablar de su vida, de situaciones que sucedían fuera del estudio. Sentimos cierto pudor y paramos, pero LP me miró y dijo que aquello era muy valioso y que estando muerto aquello ya no era un abuso, no era colarse en una intimidad porque esa intimidad ya no existía. Hablaba de encuentros con una gente, encuentros poco claros al principio, pero que iban aumentando según avanzábamos en las fechas. Encuentros cada vez más recurrentes. Según leíamos no quedaba claro a que se refería, que era ese grupo, a que se dedicaban o porque él los consideraba grupo, pero la lectura nos fue aclarando que todo giraba, evidentemente, alrededor de la pintura. Las reuniones y esto fue quedando claro mas adelante, sucedían en el subsuelo, por las calles extrañas del alcantarillado de la ciudad, entraban por una alcantarilla de una zona industrial, de noche, de manera absolutamente clandestina y mantenían las reuniones de madrugada. El tema se nos fue aclarando con le lectura cada vez mas encendida de los cuadernos. La idea era pintar la ciudad, cubrirla de abstracción, una revolución pictórica y frenética. El tema de las reuniones era afrontar la temática, la prefiguración y el boceto de esa pintada total. A partir de un momento en los textos habla de cómo el va tomando iniciativa en el grupo, propone la creación de un dibujo infinito, un dibujo global, que se extienda desde la ciudad pero que vaya alargándose por las vías de acceso, las carreteras que salen a otras ciudades. “Acabar con las urbes de los hombres, superponiendo trazos reales, extenderse en el espacio y en el tiempo. Lo que yo propongo es que un trazo aquí tenga continuidad en una ciudad alemana, que un color se vaya diluyendo y vaya traspasando tonos a lo largo de los kilómetros. Esa sería la gran metáfora de la pintura. Un rojo en Bogotá se iría transformando en otros rojos, pero dentro de un mismo trazo hasta Seattle. Lo que no terminan de comprender es que la pintura es el arte de la creación y de la imitación de espacio y que esta obra la debemos abarcar como la obra definitiva, como la gran guerra de los hombres contra su propia concepción de su existencia en la tierra”. A partir de que en los cuadernos empieza a alzarse como líder del grupo su letra se vuelve mas nerviosa y mas brusca, como si todas esas páginas las escribiera bajo los nervios y la tensión. Empieza a escribir que tiene amenazas, que hay una vertiente del grupo que le mira con malos ojos, que las reuniones en el subsuelo son cada vez mas encendidas y bruscas. Habla de alguien, no le pone nombre pero es alguien que aparentemente le apoya pero le aconseja que se frene en su discurso, que acepte que la obra que busca el grupo es una obra mas local, un enfrentamiento con la ciudad y que su propósito aterra a los otros. Sigue escribiendo amenazas. Una noche le dejan encerrado en el alcantarillado, todos se van y no puede salir. Habla de la noche bajo tierra con cierta fascinación. “El subsuelo explica mejor que cualquier otra cosa, el suelo. Como si en el reverso comprendiéramos la totalidad del anverso. Ahora, mas que nunca, intuyo que las ciudades son un fracaso”. Pasa el día entero bajo tierra, recorre kilómetros de subsuelo. No abandona sus reflexiones filosóficas de la pintura “El olor, ese olor nauseabundo y constante es inimitable. Hay cosas de la realidad que son imposibles de metaforizar. El olor no tiene metáforas o se huele o no se explica. Así sucede con tantas cosas. Así debería ser la mejor de las pinturas. Se ve, se percibe pero es inexplicable, intraducible a otros lenguajes. Así debería ser la obra del grupo, es lo que no terminan de entender”. Durante los siguientes días pasa a una actitud mas pasiva, apenas habla en las reuniones y se deja llevar, pero traza su gran plan. Llegado el momento encierra al grupo al completo en la alcantarilla, el incluido. En medio de la noche y los nervios, dice que los ha encerrado a todos para que entendieran cual era su fin, cual debería ser la obra definitiva. Les cuenta su experiencia con el olor y concluye que debería tomarse el suelo desde el subsuelo, que la guerra ha comenzado y que la pintura es el arma contra lo concreto y su representación absoluta: la ciudad. Habla de violencia. Sufre una paliza tremenda. Pasa tres días de vuelta a casa metido en la cama. No come. Solamente boceta “!a gran rebelión”. Le visita alguien, no lo nombra. Le dice que se retire del grupo, que no vuelva y le deja una nota de la que no anota el contenido, pero vuelve, insiste. La violencia también vuelve y el dice que el dolor tampoco es transferible, tampoco se puede transcribir a otros lenguajes de manera precisa. Le vuelven a encerrar en el subsuelo y cae inconsciente, lleva varios días sin comer y describe la debilidad que siente. Describe escenas en esa nueva noche en el subsuelo aún mas desagradables que la anterior. Le sacan muchas horas después y le amenazan de muerte, insisten que no vuelva. Al volver a casa encuentra un gato con una nueva nota, tampoco escribe que hay en esa nota escrito. No sale y vuelve a la reflexión pictórica en los cuadernos, no habla del grupo, pero habla del miedo. “Se que están cerca, se que ahora me ven” es lo único que pone al final de varias reflexiones. Algunos apuntes más y el día de su muerte no escribe nada. Cerramos los cuadernos y concluimos que ha sido un asesinato. Decidimos que a partir de ahora nos dedicaremos a descifrarlo, a investigarlo y así comenzó esa larga y tortuosa etapa de mi vida. Por eso estoy aquí

sábado, mayo 03, 2008

Imitación del tiempo

La tinta se fue corriendo por el papel mientras el pintor estaba en el baño. Luego sonó el teléfono y se distrajo unos cuantos minutos mas, mientras en el estudio la tinta, ajena, iba recorriendo el papel a la manera que el agua decide convertirse en rio. Se desplazaba de una manera aparentemente anárquica o irrealmente pre ordenada, la tinta terminó formando una mancha que al pintor, una vez colgado el teléfono y entrando en el estudio de nuevo, le pareció un trazo inimitable y precioso, el tipo de trazo que buscaba y que nunca había encontrado. Al fin y al cabo, su intención última, su fin, era la imtación del azar, la recreación del paso del tiempo, dos cosas que están negadas a las manos del hombre, a las manos de cualquiera con ganas de expresar un algo indescifrable. Aquella mancha de tinta, aquel trazo creado por el azar y por el tiempo eran la cumbre de lo que el llevaba buscando. Esa realidad inalcanzable por las manos racionales de un hombre. Incluso su gran conflicto era precisamente ver ese raciocinio detrás de su intento, detrás de su imitación. Siempre había sntido que sus trazos pecaban de lo mismo que la de los pintores realistas, una censura y una frivola imitación de algo que es inimtable. Al fin y al cabo el arte era imitación y lo que no se lograba era ser natural. El gran problema pensó es que al contrario que esa mancha, la mancha de un hombre buscaba ser mancha y esa mancha era mancha sin buscar ser mancha... y nadie es cuando pretende ser, se es y somos sin saber que estamos siendo.

viernes, mayo 02, 2008

Solitarios

Visto con cierto realismo, el gran problema de la soledad, pensó mientras fumaba frente a la ventana, es que es aburrida. Podríamos hablar de dolor, de la pena, de lo pesada y amarga que puede ser la soledad, pero en realidad, el gran problema es que la soledad lleva al aburrimiento y que ya después de eso viene lo demás. Los hombes solitarios, pero no los que eligen la soledad, sino los que la viven con molestia, sin ser una decisión personal, son grandes aburridos y no soportan la soledad por el profundo aburrimiento que conlleva. Hay grandes solitarios, que por otro lado suelen ser grandes egoístas, pero no aburridos, pero hay soledades de un tedio terrible. Las horas son lentas en la soledad, pero no por dolorosas o tristes o melancólicas. LAs horas son lentas porque es aburrido el paso del tiempo y no sucede nada que al solitario le agrade o le distraiga. El aburrimiento, en el fondo, es el gran fracaso. El aburrimiento, además, es creciente. El tedio genera tedio y es insaciable y todo lo ocupa. En ese momento lanzó la colilla por la ventana y pensó que la media tarde es larga cuando no hay nada que hacer, cuando nadie va a venir o nadie te espera, ni siquiera tu mismo, que es el gran problema de la soledad. La soledad no es un problema tanto con los otros, en la soledad no hay nadie, pero ni siquiera uno mismo y ahí el gran vacio, el gran tedio, el aburrimiento en definitiva. No hay nadie, se está en en el vacio, no hay respuesta en ese soliloquio, no hay vuelta a las frases que es lo que acompaña a la reflexión ese "autodialogo", esas frases que van y vienen. No es monologo, es un dialogo difuso donde las frases se entremezclan. Cuando sucede ese intercambio, ese vaiven de frases parecida al monólogo, al soledad no duele porque hay otro, uno mismo, pero otro con el que se habla. Cuando no está uno mismo en esa conversación, cuando ni siquiera hay frases, cuando no hay vuelta en eso que se piensa momentaneamente, se está solo, hay soledad, no hay intercambio y hay, se vive en un aburrimiento absoluto. Ese es el gran problema.

De repente sonó el telefonillo:

.- ¿Si?
.- Soy yo. Tu, pero yo

jueves, mayo 01, 2008

Instantes

No hay nada mas, no hay absolutamente nada más de aquí en adelante. Si quieres te quedas, yo sigo. Es justo aquí donde cambian las cosas y comienza la eterna planicie. No espero nada, yo sigo, esa decisión la tomé hace mucho tiempo ya, sabía que esto sucedería y estaba preparado para ello, para este instante donde todo es nuevo y se abre y no termina. No hay nada, es el camino sin mas. Camino en estado puro. Tu haz lo que creas. Yo comienzo a caminar. Si decides seguir alcanzame ahí adelante iré lento mucho rato, a partir de mañana ya volveré a un ritmo normal y te resultará mas complicado alcanzarme. Te dejo. Decide.

Videos

Loading...

Mi lista de blogs

Afuera

Recent Posts