jueves, junio 29, 2006

Existencialismo laboral

13:22 del 29 de Junio de 2006. Madrid. Poco mas. Alrededor hay unos cuantos hablando sobre no se que serie, una parte mas del trabajo. Ultimamente no me tomo demasiado en serio el trabajo. Me agrada, pero lo percibo como algo no del todo útil. Es extraño cuando se percibe así, cuando realizas una actividad diaria y sin embargo pierdes, por usar una palabra, un poco la fé en ese acto. Lo haces casi mecanicamente. No me agobia, no, pero creo que tiene que ver con ser parte de una cadena en la que no ves el fin. Haces un trabajo que es parte de otra csa, de otra cosa, de otra cosa. Supongo que mantengo un algo tradicional, a veces siento que el trabajo deberia ser recoger de la tierra tu alimento, no se, algo muy primario, casi animal. A veces me siento raro entre tanta maquina, haciendo anuncios de peliculas o series para promocionar una hora, una fecha, una pelicula que seguramente tampoco me interese demasiado. Y mas que eso, a veces me dan ganas de pararme y gritar:"pero no veis que esto no tiene ningun sentido. No nos lo tomemos tan en serio, chicos". Eso es lo que si me parece absurdo. Esa seriedad, ese dramatismo, esa urgencia por algo que si no se hiciera tampoco pasaría nada. ¿No?.

domingo, junio 25, 2006

La primera escucha

Ahora oigo: Unos cuantos pájaros, el motor de la nevera, el sonido de las teclas mientras escribo esta frase, unos pasos ahi arriba, el ordenador, si me paro oigo como respiro, uno de esos pajaros que pisa las piedrecillas del jardín, un nuevo ruido ahí arriba, el ascensor que se abre, ahora un niño, he oido a un niño hablar ahi afuera. Entre los pajaros van sonando muchos pajaros, cada uno va tomando su forma, se va haciendo un espacio único. La masa pájaro se convierte en una variada gama de unidades. El niño está con otro niño, hay mas de una voz allí a lo lejos. Ahora un coche en la avenida grande. La silla donde estoy sentado, un muelle, un algo quiza semi oxidado, pero de vez en cuando suena, un sonido breve y seco. David que duerme y que se ha movido, el roce de su cuerpo con esa sábana que casi ni le cubre. Ahora si, ahora llega un perro y ladra y se hace el sonido rey, ladra y los otros casi se ahogan, salvo el motor de la nevera, constante, antiguo, creo que casi eterno, casi molesto. Ahora una niña de la que he distinguido la palabra mamá. Perro y niña ya no están y vuelven a primer plano, teclas, nevera y pájaros, muy atrás mi respiración y muy de vez en cuando David que se mueve en medio del sueño. Podría, creo, oir la respiración de David. Unas voces, un montón de voces, se abren las puertas de un coche, hablan. Los niños, la madre, las puertas, el coche, el padre, el maletero, mas puertas, el motor, quizá las ruedas contra el asfalto, el avanzar del coche, el motor, el movimiento de ese soniudo global que atraviesa de izquierda a derecha y que se va, que se minimiza ese sonido hasta desaparecer. Y ¿eso?, ¿Que suena?. ¿Que es eso?. ¿Cuál es ese sonido que aumenta y se acerca?. Crece, crece y no descifro esa masa sonora que llega. Está aquí, cada vez mas cerca, lo tengo atrás, a un lado, no oigo sino eso, pero ¿Que es?. ¿Que es lo que suena?.

sábado, junio 24, 2006

Tributo a las converse naranjas

Entras y como no hay nadie te miras un poco en el espejo, pero de repente ves que decelera y que se va a parar, rapidamente te giras y miras hacía la puerta antes de que abra, no vaya a ser que alguien te vea viendote en el espejo. Se abre la puerta, y claro, una chica de la empresa de segurod entra y saluda, mira hacia los botones y ve que el cero ya está marcado, asi que se acomoda de lado. Entonces ella y yo comenzamos a mover la vista. Miras el suelo, miras el marcador de numeror, miras su pie reflejado en el espejo. Ella mira el suelo, mira la pared que tien enfrente, mira mis pies y ahí se queda unos cuantos segundo, mueve un poco los ojos pero vuelve, vuelve otra vez, empiezo a sufrir, se que las esta mirando, se que aunque no quiere las mira, y yo me agobio, no se si mover los pies para sacarlos de cuadro, para que deje de verlos. Las zapatillas que llevo no tienen ni un año, pero el estado es mas que lamentable y ella las analiza, ella así, con su faldita, con sus zapatitos, todo tan de verano y yo ahí, un agujero, otro agujero, otro agujero y ella que mira y que todavia vamos por el cuarto, y yo que por despistarme miro al reflejo de sus pies en el espejo y en un momento miro hacía su cara que esta algo inclinada con la mirada inmóvil en mis pies y ella que de repente levanta la vista y me ve viendola y yo que a toda leche giro la mirada a no se que punto un poco mas allá de su cara y ella que tambien, ella que gira a mirar los numeros que se van marcando. Ahora el tres. Y yo que sin darme cuenta la vuelvo a mirar y, joder, otra vez que me ve mirandola. Y ella que imantada por el poder de las zapatillas va y vuelve. ¿Que mira cuando las mira?. El dos. Esto que no avanza, esto que no termina. Sin darme cuenta muevo los pies y ella se da cuenta, y deja de mirar o hace que deja de mirar. El uno. Ya llegamos, ya estamos al lado. El paraiso en el cero. Imagino el futuro, se abriran las puertas y saldré a la calle y seré feliz y me miraré un momento los pies y me sentiré un heroe, pero esta noche cuando llegue a casa las tiro. Y la veré irse, la veré salir a la calle e irse para siempre. El uno digital se va trasformando en cero y espero la sensación de frenada, pero no, no hay frenada. Y sigue. y ahora menos uno, y ella sigue en las zapatillas y yo que la miro esperando una explicación, esto no se para y ninguno de los dos habla. y ahora menos dos, y sus ojos quietos, quietos, quietos. Menos tres. y la miro ya sin pudor y ella sin pudor me mira los pies, los agujeros infinitos de mis zapatillas. Menos cuatro. Menos cinco. Y así llevamos varios años, varias vidas.

viernes, junio 23, 2006

D.J Shadow

Se escoge detenidamente el disfraz correcto, o mas bien el traje mas apropiado. Uno no tanto que quede bien, sino que sirva para esconderse mejor, para ocultar los miedo. Al fin y al cabo a los miedos los terminamos escondiendo por ahí dentro y casualmente es donde prefieren estar. No le gusta al miedo salir a flote, por que se desgasta, le gusta vivir en la sombra que es donde se retroalimenta y crece o sobrevive. Entonces es así como en el traje permanece oculto, encerrado. En ese traje que hemos confeccionado lentamente, con extremo cuidado de no dejarnos ver por ninguna de las aperturas por donde entra el aire, por donde traspiramos, pero al final un rastro se deja, al final un gesto de la mano, un movimiento corporal, la manera de andar que tanto fuerzas para no ser descubierto te delatan. Y es ahi, justo ahi, Henry S. donde van y te descubren.

jueves, junio 22, 2006

Verano

Normalmente soy mas feliz en verano, así que comienza el trimestre feliz. Habrá baños en piscina y seguramente el mar. Habrá viajes aun no programados, habrá noches al aire libre, habrá la sensación de calor aplastante, habrá cervezas en una terraza, habrá varios conciertos. Habrá, tambien, alguna tarde sin nada que hacer. Habrá alguna chica de la que recuerde un tiempo prudente su cara. Habrá alguna canción que aun no he oido nunca que me emocione. Habrá menos cine, por que estaré mas en la calle y la sala me apetecerá menos. Habrá alguna tarde de angustias, aun no he aprendido a vivir sin una tarde de angustias. Habrá páginas, risas y encuentros. Despedidas o largos paseos. Habra la vida, lo que contenga una vida, pero será verano y se vivirá con otra sensación

Poema de una noche adolescente

Un compas de Satie. Una frase de Borges. Una foto de Madoz. Unos cuantos fotogramas de Win Wenders. Una textura de Tapies. Marta. Otro compas de Nyman. Un parrafo de Cortazar. Una secuencia de Coppolla. El ambiente de Edward Hopper. Marta. Un compas de P. Gabriel. Un cuento de Guy Monod.Una foto de Castillo. Una escena de Winterbuttom. Un trazo. Marta. Otro compas. Otra frase. Otra foto. Otro cine. Otro cuadro. Marta.... Ciclica y eternamente.

miércoles, junio 21, 2006

La tierra y el universo

No estoy seguro de que esto sea un trozo de piedra viajando a traves de la nada, pero a veces lo pienso. En cualquier caso, el viaje y la nada, tambien son divertidos.Por lo tanto continueamos el viaje

lunes, junio 19, 2006

Allí, aquí, ahí

Es verdad que parece que es el del espejo el que te esta mirando y no tu a el, pero creo que eso sucede, sin emabrgo, al reves cuando te ves en fotos o en video, por eso creo que resulta mas duro verse grabado en un video que mirarse frente al espejo. En el video te estas mirando, ademas, la mayoria de las veces sabiendo lo que el de el video, tu ahi adentro, va a hacer, vas a hacer. El del espejo juzga y te mira y emite su opinión en voz baja y tu no contestas, callas. El del espejo es autoritario, no acepta contestación. Al del video le juzgamos desde la distancía, sabiendo cual será su siguiente paso, no contesta por que como todo pasado, ya no existe. No dice nada por que ya no está. El del espejo es siempre el presente, y cuando se le va discutir el ya está de nuevo en el presente y de algun modo tu ya eres su pasado. El ejercicio, entonces, sería ver el video desde el espejo, que video y espejo se juntasen ahí, en ese lado de las cosas, y que de vez en cuando me dejaran en paz.

sábado, junio 17, 2006

2-0

Solo podía ser así: laberintico, casi infinito. De formas casi perfectas y casi imposibles. Un lento avanzar, una descripción precisa y minuciosa. Un ir construyendo un espacio por el camino exacto.

Ese gol no fue un gol, ese gol fue un cuento de Borges o de Cortazar. Casi una ficción. Como si el mismisimo Bioy Casares lo estuviera inventando, como si los hubiera metido a las once en una maquina a generar el gol perfecto. Y solo por una vez el gol sucediera. Eso gol salió una vez, y yo lo vi en el momento justo en el que estaba ocurriendo. ¿No será que me lo imaginé?

Anoche

Ayer recordé no se que noche del pasado. Vino así, tan como de repente. La misma noche ahí, justo enfrente o dentro. No se bien donde se colocan los recuerdos, si aquí o ahí. Si de frente o de lado, pero cuando vienen, vienen sin aviso y de repente, vienen se colocan un momento ahí, o aquí, y se van y tu te quedas recordando que recordaste. Esos juegos como el de soñar y recordar que soñaste y pasarte el dia recordando el sueño que ahora se viene impreciso.

No se que noche recordé anoche, ahí en medio del bullicio, en medio de tanta gente donde siempre me da por sentirme solo, y vino la otra noche, aquella y se instala en esta, y aquella noche y esta se vuelven una, como una superposiciín de aquella noche en esta noche.

No se que noche recordé anoche, pero todavía te recuerdo.

jueves, junio 15, 2006

El jardin de los goles que se bifurcan

Son los dias del fenomeno, esa apisonadora que todo lo puede, de ese deporte multitudinario, global, poderoso, enigmático. Son dias de futbol, de mundial. Sus detractores llevan la cara arrugada y se indignan ante el bombardeo, sus seguidores, van viendo un partido, otro partido, un resumen, un gol. Sus seguidores disfrutan de este casi multi orgasmo mundial. En cualquier caso algo esconde el futbol, algo casi tan inexplicable como la fé. Algo tiene que medio planeta se congela ante un disparo a puerta, medio planeta discute a la vez si ese piscinazo fue o no fue penalty, si ese delantero estaba o no en linea con el defensa, si fue el de Torres o el de Klose el mejor gol hasta ahora del mundial. Y creo que es justo ahí, creo que es justo en esa capacidad de multiplicar el analisis, las opiniones. En un partido todos los espectadores opinan y se apasionan. Cada uno tiene su jugador, su juego, pero a cada segundo se opina y se discute. Cada momento hay un debata abierto y todo sucede desde emociones brutales, casi desgarradas. El gol se grita con fuerza si es a favor, se atraganta si es en contra. El gol en contra duele, hace daño. El gol en contra es injusto comoa veces lo es el destino. Todo es impredecible como la vida, ese balón puede o no coger efecto y pasar entre los tres palos o dar justo en la esquina mágica donde confluyen poste y larguero. Ese balón pudo o no cruzar esa infinita linea blanca, y entonces el gol pudo o no pudo ser y no habrá unanimidad, cada uno verá el balón de acuerdo a sus emociones. Es imposible ser objetivos en el futbol, por eso es imposible e inhumana la labor del arbitro. Entonces el arbitro, hasta hace no mucho siempre de negro, es ese simbolo de la imprecisa jsuticia de esas emociones que deambula por el campo y que nadie quiere. Mientras los anti futboleros sufren y se indignan, ellos deberian ser, entonces, los arbitros, ellos que sienten rechazo por este deporte extraño e indescifrable, enloquecido.

miércoles, junio 14, 2006

Noche de verano

He salido al jardín ya de noche, he estado por la parte de atrás del edificio donde confluyen varias partes de atrás de diferentes edificios. A esa hora en que la gente cena o ya terminada la cena se sientan o tumban en el sofá a dejar pasar ese rato previo antes de irse a la cama. Veía las luces de las casas encendidas, las sombras detrás de las cortinas, la chica atractiva del edificio de al lado que cenaba en la terraza tan en silencio, tan pensando en cualquier cosa y de repente me ha visto, y me ha visto que la veía y he bajado la vista al suelo que casi no se veía en la oscuridad. He seguido bordeando la piscina y me he quedado mirando ese azul electrico, extraño, casi hipnotico del agua, ese movimiento leve del agua y he oido un algo freirse en alguna cocina, un grifo que se abría, he vuelto a mirar a la terraza de la chica y justo en ese momento entraba a su casa, con el plato vacio en la mano y ha desaparecido. He seguido dando vueltas tontas, he mirado otras ventanas, otras luces, otras casas, he oido la narración de un partido de futbol del Mundial, la sensación de una ocasión de gol fallada y me he metido de nuevo en casa. He pensado que hoy he hablado con muchos amigos sobre el mundial, sobre el partido de España, curiosamente, casi todos viven lejos, siempre lejos. Extraño destino, extraño azar.

El asesino

Luego están esos momentos radicalmente dramáticos y lo que lo contienen, el fondo, el lado filosófico de esa situación. ¿Que piensa, por ejemplo, el asesino antes de matar a su victima?, ¿Habrá un momento de conciencia, un momento en el que el pensamiento cruce veloz y le cuente al asesino que es el momento del fin para el otro, para el que esta en sus manos?, ¿Pensará en su propia muerte?. ¿temerá por su propia muerte durante unos segundo?. Eso que nos sucede a todos cuando nos enteramos de la muerte de alguien a quien conociamos, ese vertigo casi irreconocible que cruza rapido desde el estomago hasta el pecho y te hace pensar, aunque sea casi inexistentemente en tu propia muerte. ¿Le sucederá eso al asesino?¿Verá a ese que muere, que el mata, y pensará en su propia muerte?.

Es curioso, inconscientemente estaba escribiendo este texto, y mientras tecleaba no entendía muy bien por que reflexionaba sobre esto. Y de repente, quizá como al asesino en el momento de dar por acabada la vida del otro, se me ha cruzado la imagen que ha producido, fuera de mi conciencia, este texto. Nuevamente el texto es provocado por un sueño. Anoche soñé que me llamaba por telefono la única persona que he conocido en el mundo que me ha confesado haber matado a un hombre. En ese llamada me preguntaba desde su pais de origen, como iba España en el partido que hoy, en la realidad, se jugará en el mundial de Alemania.

martes, junio 13, 2006

Lunes 12

Hay cosas que aun me sorprenden. Ayer recordé lo que sucedía esa misma fecha el año anterior. Hice un recorrido por aquel dia y por este, y siempre que hago ese ejercicio inicialmente tengo una sensación de velocidad. Recuerdo aquella tarde y viene así , tal cual, con sus sensaciones parecidad, y sentir en la evociación aquella sensación siento una velocidad tremenda en el paso del tiempo, pero el proceso siguiente es que va viniendo una lenta secuencia de lo que pasó a partir de ahí, van viniendo los detalles sueltos de un año completo y entonces aquella sensacion de rapidez se va convirtiendo en una sensacion opuesta, veo entonces el año como algo largo, lento en el que van sucediendo un millon de cosas. Lo que va rapido, pues, es el recuerdo no el paso del tiempo. Hay segundos que pueden ser una eternidad, horas que pueden ser segundos... En fin, el eterno problema del tiempo.

lunes, junio 12, 2006

Lunes por la mañana

El arte es una imitación, o mas bien, una prolongación de la vida. Soy entonces fiel, lo que yo creo es tan imperfecto como mi propia existencia, sin posibilidad de corrección, pero si de aprendizaje para no repetir las mismas faltas o para cambiar lo que del pasado consideramos equivocado. De alguna manera siempre se escribe el mismo texto, siempre hay un texto único de fondo, pero que se va variando. El punto de partida es siempre o casi siempre de dentro afuera, aunque a veces se intente al contrario, de afuera hacía dentro. Se vive o se escribe en ese constante proceso. Eso pienso ahora, mañana no lo tengo tan claro. Modificaré este pensamiento o no, reescribiré este texto o no. Solo el tiempo lo dirá.

viernes, junio 09, 2006

9 de Junio

Y de repente tormenta...

domingo, junio 04, 2006

Dia de Sol

Dias de sol. Esa primera frase creo que la he utilizado mil veces para emepzar un texto, cualquiera de estos textos. La mayoría de las veces no se que le seguirá por eso nunca podré escribir bien, me muevo por el impulso, por pura emoción. La mayoría de las veces me pongo música y esa música tiene una influencia bestial en lo que voy tecleando. He pensado que para mi esto de teclear tiene que ver mas con un sentimiento músicla que con el de escribir. Hay un pulso, un tempo. Soy incapaz de determe a pensar en el texto completo. Hay una idea, un fondo que corretea por ahí detrás y arranco, descubirendo yo mismo lo que vendrá. no sospecho la mayoria de las veces cual será el destino que le depare al texto.

Ultimamente me ha dado por hacer un ejercicio aun mas enloquecido. Escribo en casa una historia larga, continua, obligandome a romper mi propia costumbre de estos textos cortos, y me sorprende el no saber que le pasará a ese hombre que yo tambien voy descubirnedo, a es ehombre que desconozco y que escribirle no me hace, en absoluto, dueño de su destino, el destino se lo dicta y si continuo escribiendo esa historia no es por la busqueda de la excelencia o por lograr una historiqa solida y bien contada, si sigo, si avanzo es por pura curiosidad, por conocer que sucederá, que será lo siguiente que le ocurra a este personaje autonomo, independiente.

Videos

Loading...

Mi lista de blogs

Afuera

Recent Posts