viernes, abril 28, 2006

Dia 1

Dia uno:

He despertado mas tarde de lo normal. He recogido la ropa que dejé anoche por el suelo antes de caer derrotado por el alcohol en la cama. Me he duchado y he dejado el agua caliente caer un rato sobre mi cabeza. No he salido. He estado fumando mucho y leyendo un libro que no he terminado y que no me ha gustado mucho. He mirado por la ventana y he sentido ganas de algo, pero no se muy bien de que. He sentido las horas extrañas. ¿Que importan ahora las horas?. He puesto música y he paseado sin sentido por la casa, de un lado a otro sin hacer nada especifico y he terminado poniendo una canción que creo se parece a esto que llevo a cuestas. Luego me he masturbado anarquicamente, no había una imagen fija en mi cabeza, una secuencia. Venian imagenes dispersas. No has venido tu.

La casa está limpia, ordenada, como te gustaba. No estoy ansioso, triste, melancolico, sucio, ahogado, decaido, molesto, frutrado. No. Estoy vacio. Limpio, pero ese limpio que tienen las casas deshabitadas que estan preparadas para ser mostradas por un vendedor a una familia que seguramente no la comprará. Estoy limpio.

Al caer la tarde he bajado a la calle. Los vecinos que saludan. La tienda donde te gustaba comprar el pan, los niños que en verano juegan hasta mas tarde en la calle, las mujeres que se sientan en la puerta de la tienda de enfrente a ver pasar el dia, a ver llegar la noche. La carretera por donde ibamos a pasear y a ver los coches pasar dirección a Madrid, así tan rapido, tan como almas sin nombre. Me he sentado en la misma piedra, en el mismo sitio del camino y he fumado. No siento nada. Ni siquiera es tristeza. Ni siquiera el placer de la tristeza. La caida del Sol sigue siendo un espectaculo desde este lado de la ciudad. Estoy tan limpio que no hay nada. Estoy vacio. ¿Que haces cuando no hay nada?. ¿Que haces?.
´
Me gustaría al menos estar sentado en esa piedra y recordar. Esas cosas del olor, del tacto de tu piel. Me gustaria recordar todo eso y ponerme a llorar, algún signo de vida dentro de este cuerpo pero nada, en la piedra fumo y veo los coches pasar y el sol que casi esta metido del todo y lo unico que me siento es limpio, limpio y vacio. Es curioso, tu ausencia apenas ha variado las cosas. Siguen pasando coches esporadicos, rapidos, anonimos, sigue estando el Sol, el camino, la piedra. Un perro que camina con su dueño algo lejos. Todo está como si tu tambien estuvieses y no, no estas y no estarás y yo me siento así. Limpio
Ahi vuelve, ahí viene casi intacta. Ahí viene de nuevo y sin embargo siempre me coge desprevenido, sin aviso. Ahí viene de nuevo.

Como las moscas , como el calor de esta tarde, como el calor de aquellas tardes. Todo esta en mi cabeza, al final todo esta en este cabeza. Nada existe salvo lo que hay aquí dentro. Estoy de nuevo aquí. Una oleada. Un empujón. ¿Cual es la palabra?. ¿De donde viene esto, de donde? ¿donde esta cuando no está?. Sobrevuela la habitación y todo pasa a un nuevo nivel. Esas cosas que todos queremos describir y nunca nadie consigue. Un algo como que patina. Una forma de irracionalidad. Una percepción distinta, marcadamente distinta. Ahí vuelve. Igual. Como si el tiempo no pasara, absolutamente igual. La tarde y la ciudad se sienten en algun lugar lejano. Estar y no estar, y ademas una fuerza potentisima. Y sin embargo cuantas diferencias en todo, pero no, viene igual, absolutamente igual.

Dura un rato, y todo se hace extraño. ¿Donde esta la gente?. No hay gente, mejor así, estas cosas son mejor así. Tu cabeza y tu. Un salto a otro lado. ¿Donde?. Da igual, ahora dan igual los nombres, los puntos, las marcas. No hay tiempo, no hay un lugar definido. Hay una sensación parecida a la caida del eco. Algo que va dejandose caer, dejandose caer.

Un nuevo lugar en la tierra. (¿De donde coño salen esas frases?).

martes, abril 25, 2006

Dia

A esta hora siempre una sensación parecida. Despiertas y todo depende un poco de la luz que entra por la ventana. Algún ruido entra desde la calle y algunos ecos de los ultimos sueños que colean y tu no sabes muy bien que es, que soñaste y cuales esa sensación que anda por ahí metida. Te levantas y arrancas con los pequeños ritos, todas esas cosas que no dependen de ti, que no diriges tu. Te haces un café mientras miras por la ventana que hay apoyado de manera extravagante un pajaro negro del que no sabes su nombre. Piensas en lo que vendrá hoy mientras aun bostezas y ves el dia como una secuencia bastante imprecisa de cosas que irán pasando. Tanta gente despertando, tanta gente comenzando el rito. Unos tendrán hoy el mejor dia de su vida, otros el peor, para la mayoria será un dia mas, otro dia mas.

Algunos a su trabajo, otros sin trabajo, algunos a clase, algunos no saldrán en todo el dia, algunos se acostarán a este hora, algunos se irán de viaje, algunos volveran de viaje, algunos irán a la biblioteca a estudiar, algunos pasearan por el parque, algunos limpiaran la casa, algunos conduciran todo el dia, algunos iran hasta el metro....

viernes, abril 21, 2006

Texto provocado por una acontecimiento matutino

Pesar del bien ajeno.

Una forma de tristeza por desear lo que no se tiene y que otro posée. Hay formas sanas, las que se sospechan, las que confesamos. Hay las otras, las perversas, las oscuras, las que se ocultan, las que no nos reconocemos. Las diarias. Las que salpican nuestras vidas. Somos objeto de deseo reprimidos. Todos tenemos algo que aquel no tiene. Todos tienen algo que no llevamos. Se llega a puntos enfermizos en algunos casos. Hay algunos para los que cualquier signo de felicidad ajena es un paso a su dolor. Su tormento crece a medida que las pequeñas felicidades de los otros continuan. No miran, destruyen. Disparan. Crean complejos entramados para modificar los caminos de determinadas realidades. Les admiro eso, la capacidad de crear a partir de un hecho cierto. De algún modo esconde una forma magistral, pero perversa eso si, de ficción, de creación. Crean mundos por los que tienen que circular sus deseados, tienen que hacerles circular por sus laberintos para demostrarse a si mismos que los otros tambien son debiles, que sus deseados son debiles. Todo esto ocurre dentro de ellos, pero a menudo lejos de sus conciencias, ellos no sospechan que van creando esos laberintos, no sospechan que quieren hacer desaparecer su deseo destruyendo el objeto que desean. Todo esto sucede al margen de ellos mismos.

No son muchos. El porcentaje entre todas las gentes que yo conozco es minimo. Todos deseamos algo de los otros, pero pocas veces veo perversión en ese deseo, en ese anhelo. Pocas veces veo ese animo de destrucción, pero los pocos casos que conozco, usando una expresión de toda la vida, me ponen los pelos de punta.

Ahora usando otra expresión de toda la vida concluyo diciendo: ¡¡Que mala es la envidia!!

jueves, abril 20, 2006

Uns cuantos minutos

El otro dia tuve una larga sesión de pajaros e imagenes. Había un leve viento, un movimiento bastanta agradable en las hojas, las olas llegaban a la orilla con cierta violencia pero sin ser molesto, al contario, mas bien rítmico, acorde con la imagen total. Sigue siendo increible ver el mar. Había unos pajarillos que iban entrando en escena anárquicamente, en giros absolutamente improvisados, casuales. Hice una metafora rapidisima, lo vi claro, y la anote en el móvil a manera de mensaje, era el único sitio donde tenía para anotar. Luego me sentí molesto conmigo mismo por querer siempre chupar del presente una metafora, una imagen. Salí de la metafora, la abandoné y volví allí. Tres o cuatro pájaros anárquicos, las palmeras que se mueven por el viento, el mar que sigue ahí, trayendo constantemente olas a la orilla. El tiempo que avanza. Las olas que vienen y el tiempo que avanza. Es dificil quedarse en el presente, en seguida hay una conexión, un algo que lleva a otra cosa. Ví el Sol, unas nubes que pasaban. Una chica que camina oyendo música en la playa, una ola que le llega hasta su pie. A lo lejos un enorme barco. ¿Hay un orden en todo esto?. El viento que levanta una página del libro que hace unos minutos he dejado de leer. Un avión que pasa por ahí arriba. Las nubes finas que siguen avanzando hasta no se sabe donde. Los tres pájaros. Las olas. Mi ritmo cardiaco. Los pasos de la chica que ya se la ve lejos.

miércoles, abril 19, 2006

Post-punk

Comencemos este post con radicalidad. Acabemoslo de una vez

lunes, abril 10, 2006

El quinto intento

He iniciado este texto cuatro veces, y llegando a la sexta palabra, mas o menos, he borrado . Es evidente que hoy no debo intentarlo mas.

domingo, abril 09, 2006

Mentiras piadosas

Hoy he recordado aquella vez que now fuimos de viaje, que nos encontramos en el areopuerto y nos fuimos a Amsterdam. Que llegamos y dejamos las maletas en aquella pensión de mala muerte y salimos a la calle. He recordado las fotos que nos hicimos y las he estado viendo. El video que fuimos grabando como dos japoneses. Aquel sitio donde fuimos a bailar y fumamos marihuana. Aquel beso en medio de la calle. Aquel sexo en la cama inmunda. Aquel desayuno amable, aquellos paseos sin sentido. Mi obsesion por el mapa. Tu mano y mi mano, tu sonrisa, tu felicidad. Veo las fotos y en todas ries. El hongo aquel. El viaje perfecto. Tu cuerpo, las formas de tu cuerpo, aquel sitio donde volvimos a bailar, aquellas luces, el rojo, el verde en tu cara, tus ojos cerrados mientras sonaba Arcade fire y movias el cuerpo como si en ese baile se te fuese la vida. La vuelta a la habitación como dos idiotas dandonos besos en cada esquina, si me empeño puedo ser el tipo mas cursí de Europa.

La vuelta en el avión viendo las fotos en tu cámara, riendonos de las caras, de lo feo que puedo llegar a salir en determinadas fotos. El aterrizaje, despedirme de ti en Barajas entrar al metro y saber que entrarias en casa, y que tu marido te preguntaría que que tal el viaje, que si has tenido mucho trabajo, y mentirás, le mentirás. Gaurdarías las fotos en un cd que seguramente se habrá perdido.

Yo sigo bien. A menudo aun te recuerdo.

Domingo

Domingo de Sol. Me voy a la calle

sábado, abril 08, 2006

Un post mas

Esas cosas pasan. Abres la puerta del edificio, caminas un poco y te disparan a la cabeza. Mueres. Esas cosas pasan. Así, contado aquí, parece el inicio de algo basado en la irrealidad para contar un drama humano, pero esas cosas pasan. Hay mas de uno que ha muerto así. Sin saber por que. La violencia te llega por un azar incomprensible. Sales de casa, confiado en que hoy verás a Laura, que ireís al cine y que al salir comereís algo y hablareís de lo que os ha parecido la pelicula. Y entonces cuando llevas unos metros se acaba todo, para siempre. Un tipo que venía de robar en el edificio del al lado, que os habeís cruzado por haberte regresado a buscar la cartera, te das de cara contra él se pone nervioso, te mira, le miras, te apunta, gesticulas, viene gente corriendo desde atrás y el tipo para evitarse mas problemas te mata. Una tensión no soportada por un ladrón de casas acaba con tu vida. El tipo huye y tu estas ya en el suelo. Serás una noticia pequeña en una esquina del periodico, serás el comentario rapido en algún ascensor:"esta ciudad se esta volviendo peligrosa". Continuarán las obras de la ciudad, las construcciones de las que te quejabas, continuará ascendiendo la primavera, continuará la existencia de tu trabajo. Llegará el verano y se llenará la piscina donde te gustaba bañarte por las tardes, continuará bajando el agua en aquel rio al que ibas los domingos, los demás irán cumpliendo años, los mayores se irán mueriendo, volverán a emitir Pretty Woman en Antena 3, se jugará el mundial y España se quedará de nuevo antes de cuartos. Tus libros, tus discos, tus ropas, irán desapareciendo y en un tiempo no habrá muchas huellas de tu paso. Aunque nada, absolutamente nada seguirá igual, desde ese momento. Tu muerte será la muerte inevitable de muchas cosas. Tu muerte variará la existencia en este mundo. Esas cosas pasan.

jueves, abril 06, 2006

¡¡¡A escribir!!!

Otra opción es maltratar el texto y asumir ese maltrato como un estilo. Nunca he creido demasiado en estas cosas de la contra-cultura. En esas formas que sospecho esconden un algo terriblemente marcado de lo que critican. Esos grupos que no afinan las guitarras para tocar y que tocan escalas atonales y ritmos arritmicos como base de su composición. No me gusta como suena, me parece una opción, pero esas cosas me gustan mas cuando alguien me las cuenta que cuando las oigo, me aburren, no me interesa su sonido. Me gusta el concepto que esconden, pero solo me interesa el concepto, no me interesa el resultado. Si hablo de maltratar el texto hablo en no soltar frases que lo afeen, eso ya lo hago sin intención. Hablo de asumir que el maltrato que le hacemos sin intención es un estilo ya impuesto, que viene desde atrás, de todos esos que escribiamos en papelitos en la parte de atrás de clase. Asumir que todos estos que escribimos sin mucho estilo, sin mucha clase somos un estilo de por si, un estilo terriblemente inmortal. Desde el principio de los tiempos seremos una inmensa masa de necios sentados, asumiendo un rol que no nos tocó. Acompañando a otros, en un tiempo, en una época, rellenando todos esos huecos de letras.

Cuanto blog de mierda hay por ahí, incluido este. Cuanto espacio contaminado. Y sin embargo en medio de la tarde, despues de pasearte veloz entre uno y otro, caes en uno que te llama la atención, en uno que realmente ofrece algo. Un algo que va y te detiene. Y sin embargo todos estos blogs de relleno son un estilo, a uno le habla alguien de su blog y ya sin leerlo prejuzgas y piensas:"seguro es de los mios, de los de relleno". Los blogs de la masa, eso es lo que somos. Un blog que se va actualizando detrás de otro, detrás de otro, detrás de otro. Estos blogs donde cada uno suelta el grito, el berrido. Aquí donde somos mortales. Estas letras que se irán desvaneciendo con la velocidad del dia. Mañana, a lo mucho pasado este post estará muerto, ahí abajo, publicado, decayendose por los post que le prosiguen. Dentro de dos meses serán cenizas. Pero sigamos publicando, somos la masa, sosmos esos coches en medio del atasco, somos ese montón de gente saliendo del metro, sigamos publicando con nuestro estilillo. Sigamos contando nuestros sueños, las pesadillas, sigamos hablando de lo que nos gusta, de lo que nos molesta. Sigamos somos bloggers masa. Somos esos que nos cruzamos en medio de la calle, ese montón de gente que nos cruzamos en la calle.

miércoles, abril 05, 2006

Contra Nacho

¿Tiene sentido seguir haciendolo?. No dejan de ser lamentables bocetos de temas que ya trataron con maestría otros. Que incluso fueron los que me indujeron a pensar en ello y ahora, patetico, yo recupero creyendome conquistador. Así a veces hablo de la memoria o del tiempo, mis máximas obsesiones, y todo lo que digo no son sino calcos horrorosos de cosas que dijo Borges o Cortázar, por ejemplo. Cualquier cosa ya leida con anterioridad que crees haber olvidado y que recuperas. Como esos pintores que se ponen en la puerta del Prado a hacer copias exactas a lo que los visitantes ven dentro. Claro, estos son buenos tecnicamente, estos imitan con exactitud y tienen el merito de hacerlo con una enorme calidad, y honestos. Conocedores de la habilidad de los grandes genios, deciden imitar. Sin embargo esto no es mas que mierda mal reciclada. Lees algo sobre el tiempo o la memoria, reciclas torpemente y vienes, te sientas y hablas de todo eso que no es mas que ruido en esa cabeza.

Quiza un personaje de esos grandes genios. Un pretencioso amago de escribiente. Claro, concluyo que el juego es este. Me seguiré sentando, lo seguiré haciendo. Pero ni una sola vez ha habido algo medianamente aceptable. Morirás, morirás como un gusano y no habrá habido ni una sola frase rescatable en todo esto. Asúmelo.

martes, abril 04, 2006

Olvidado


No recuerdo donde me cruce contigo

La novedad

La novedad se caduca. Se es nuevo poco tiempo. Lo que es nuevo rápido deja de serlo. Nuevo y rapido.

Cada dia es nuevo, cada tarde que llega es nueva, cada segundo es nuevo pero tan breve. En seguida la tarde ya no es tarde que es noche. En seguida el sol de la mañana se va transformando en el sol del mediodía. En seguida este segundo se fue. Así vivimos en un mundo de novedad constantemente variable.

lunes, abril 03, 2006

Otro lunes

Lunes por la mañana. Primavera. EL café está recién terminado, la hora, casi, de salir por la puerta. El salón mantiene un leve desorden, los restos de la noche, la funda del DVD que estuvimos viendo hasta tarde, un par de vasos vacios, el libro que estuve leyendo al principio de la noche.

He soñado que el grupo español Marlango, solo he oido tres canciones de ellos, venian a mi casa. La cantante y actriz me pedia que le grabase un disco de Joy división que tengo, pero yo no encontraba Cd´s virgenes para hacerlo. En el sueño llovía muchisimo.

Tengo que salir ya. Arranquemos el lunes de una vez.

domingo, abril 02, 2006

Una hora con Eva

17:04

Llego tarde, el niño me debe estar esperando en la puerta. Habrán recogido ya a sus amiguitos y estará ya asustado, con lo sensible que es ya estará preocupado.

17:07.

.- Hola hijo.
.- Hola mama
.- Ven dame un beso. Ponte el cinturón. ¿estabas ya preocupado?. Perdona a mama que ha tenido mucho lio en la oficina en el último momento. ¿Que tal las clases?¿Tienes muchas tareas?.
.- Tengo que hacer solo unas sumas.

17:16.

.- ¿Prefieres quedarte aquí en el coche o bajar conmigo?. Compro unas cosas rapido y nos vamos a casa.
.- ¿Me puedo quedar aquí fuera?
.- Si, hijo. Ten cuidado, quedate por aquí. ¿Vale?. No cruces. Juega aquí en la puerta y no te muevas mucho. Mama tarda muy poco.

17:18

Voy a comprarle esta botella de Rioja a Alfonso.
Voy a comprarle esta crema a mi madre que dice que le viene bien para la piel.
Voy a comprarle estos zumos al niño, que tienen muchas vitaminas
Voy a comprarle esta carne para hacerle unas hamburguesas esta noche para cenar
Voy a comprarle este embutido a Alfonso que le encanta.
Voy a comprarle estos bombones a mi suegra para la cena del jueves.
Voy a comprarle estos yogures al niño.
Voy a comprarle estas salchichas.
Voy a comprarle la colonia.

17:29

.- ¿Eva?...¿Eva?...¡¡Cuanto tiempo!!!
.- ¡¡¡Jesus!!!. ¿Como estás?
.- Bien y tu?. Te veo guapisima
.- ...
.- ¿Que tal tu vida?.
.- Pues bien, todo bien. ¡¡¡Cuantos años!!. Es increible como pasa el tiempo. ¿A que te dedicas ahora?.
.- Bueno, tengo una inmobiliaria con mi hermano...
.- ¿Con Raúl?
.- Si, con Raúl. hace unos años montamos ese negocio y bueno...las cosas nos van bastante bien. Y Tu?
.- Bueno, yo me casé con Alfonso, tengo un hijo...Por cierto, tengo que darme prisa, que esta en la puerta jugando y ya lleva mucho rato solo.
.- Espera, te ayudo con las bolsas y así me cuentas un poco mas y conozco a tu hijo...

18:03

.- Quitate el uniforme y ponte a hacer las tareas.

Voy a encender la calefacción que hace un poco de frio. Voy a llamar a mi madre. Voy a reservar el vuelo del viaje. Voy a escribir a mi hermana. Voy a llamar a Isabel. Voy a hacer luego la cena. Voy a llamar a Paula. Voy a esperar a Alfonso. Voy a soñar que fui feliz. Voy a recordar a Jesus. Voy a imaginarme que no fue así. Que no fue esto.

sábado, abril 01, 2006

Viernes noche

Tampoco lo ponen fácil esos sitios. No se habla por que se oye mal, no se ve del todo bien entre ese montón de luces variables. En ese momento estaba yo dialogando conmigo interiormente, dicidiendome todo aquello de "Mejor me voy ya a casa". La cerveza en la mano por la mitad sin demasiadas ganas de llegar hasta el final de la botella. Reconociendo muchas canciones y descubriendo muchas otras. En cualquier caso, tambien es interesante observarnos ahí, en esa exhibición, en ese yo miro tu miras, en ese ella baila y ellos observan, ella baila y todos intentan el torpe acercamiento. Y las luces, si me gustan esos sitios es por esa cosa casi infantil de las luces, de vernos iluminados de colores, variando de luz al compas de lo que suena. Y la cerveza que está ahi, que no me apetece, que realmente lo que me apetece es no despedirme de ellos que ya ni se aceurdan de que estoy aquí, apoyado en esta columna, ellos que son de los cincuenta que revolotean alrededor de las que bailan, irme y mañana inventarme una excusa, pero en eso te veo ahí, hablando a gritos pero al oido con una amiga, es curioso, hasta en ese bullicio nos tratamos de comunicar con el otro. Hablas, tambien con una cerveza a medias de la que casi no bebes, tu amiga se rie de vez en cuando y tu le cuentas algo con entusiasmo, con importancia pero con algo de humor. Tu amiga observa y oye en medio de una canción de Pulp tu narración apasionada. Jugueteo entonces con tu historia, le contarás lo que dijo tu novio aquella tarde, o tu compañera de trabajo, o tu madre o una amiga, aquello que alguien te hizo que te afecto pero que ya casi has asimilado, lo expresas e incluso te ries, haces juegos con frases. Cuando termina la canción de Pulp, empieza una que no reconozco, de ritmo endiablado y guitarras intensisimas. Sigo anclado en la columna cuando me miras y descubres que te miro, es breve pero ya sabes que te miro, ya sabes que observo, sigues hablando y vuelves a mirar. Hay una especie de acuerdo general en el movimiento de la gente cuando empieza a sonar Franz Ferdinand, tu has terminado tu narración y tu amiga aporta alguna ultima frase . Ambas bailais en ese guitarreo del Take me out, moveis sobre todo la cabeza. Me separo de la columna y me voy al baño, veo las escaleras y en vez de entrar al baño subo, salgo a la calle y busco un taxi. Ultimamente me siento muy solo.

Videos

Loading...

Mi lista de blogs

Afuera

Recent Posts