martes, abril 23, 2013

Textos distantes

Mi duda final al pensar en una creación perfecta, pongamos por ejemplo la creación de un escritor, es si equilibrando su capacidad intuitiva y su capacidad racional, a la hora de repetir un mismo texto en épocas distintas, en tiempos muy separados, ese texto quedaría exacto, inamovible, absolutamente identico. El escritor perfecto se sienta en el año 1921, está un par de meses o tres, quizá medio año o un año entero, entregado a una narración. Desarrolla con esmero e inteligencia, pero no ausente de emoción y movimiento, un texto espléndido, lúcido, tremendo. La utilización de la palabra es precisa, sin manierismo, pero sin escasez. Equilibrado entre la complejidad y la sencillez. Las descripciones no se extienden en pomposidades literarias, pero dejan ver con precisión los escenarios y los personajes. Cuando el escritor termina el texto, no ahorra esfuerzos en la corrección, pero sin caer en un perfeccionismo obsesivo que termina perdiendo objetividad ni frescura. Cuando da por terminada la obra, siente que desde su punto de vista, él no puede dar mas por ese texto. No puede limarlo más, porque seguir limándolo, lo llevará a empezar a perder esa cumbre que desde piensa que ya ha logrado. Retocarlo, a partir de ese punto, sería empeorarlo. El texto está acabado. Es, en cierta manera, el acabado total. Puede entrar ya en el terreno de los gustos, pero como creación ha llegado a su límite. Puede gustar o no, puede trasmitir más o menos a unos u otros, pero es innegable que ha alcanzado su expansión absoluta. Si esta posibilidad existe, y otra cosa es que exista, ¿qué pasaría si muchos años después, el mismo autor aborda, por ejercicio, el mismo tema, la misma historia, la misma narración? ¿Cabe la posibilidad que si el mismo escritor, otra vez entregado a la misma meticulosidad, sin pereza en el esfuerzo, con inteligencia, con  las dosis precisas, de nuevo, de razón e intuición, sin ahorrar en el tiempo de corrección y llegando al mismo punto de equilibrio, salga al final un texto exacto que el escrito años atrás? Si el proceso ha sido exacto en brillantez e inteligencia, ¿tendremos un texto clonado palabra por palabra? ¿Sería esa la creación perfecta: esa que una vez repetida no tendría posibilidad de cambio? Algo nos dice, y aquí sólo entra la intuición, que no sería así. Que el texto tendría leves variaciones, que cambiaría, que deambularía por otros terrenos, que si algo tiene la perfección es que es irrepetible y se llega a ella, también, en cierta forma, de un modo aleatorio.

Feliz día del libro.

No hay comentarios.:

Videos

Loading...

Mi lista de blogs

Afuera

Recent Posts