domingo, mayo 29, 2005

Etapas

Es cierto que la vida, nuestra propia vida, la recordamos por etapas. Casi siempre fechadas por acontecimientos que influyen notablemente el desarrollo de nuestars experiencias. La etapa de tal trabajo, la etapa del colegio, la etapa de mi vida en tal ciudad o en tal otra. Este etapa, la que ahora vivo, la enmarcaré , seguro, en un futuro como la etapa post hospital. Sin duda la experiencia hospitalaria ha sido la mas trascendental en mi vida y su resaca es una resaca primero emocional, luego intelectual, si cabe. Primero fueron los miedos, a veces casi pánicos, al dolor, al deterioro físico, luego el miedo ha ido desapareciendo, pero ahora todo se sucede en el pensamiento. La hiperconciencia de la muerte y todos los pensamientos que ello conlleva. Me cansa, es cierto, me gustartia a veces ser menos intenso, pensar menos en la muerte, simplemente recorrer la vida, este paso breve, pero soy insistente en desmenuzar el sentido de esto, claro, a nada llego. A nada llegaremos ninguno. Este es mi etapa. No es negativa, claro está. Eso me ha hecho ver las cosas con menos dramatismo, con mas ligereza, darle menos importancia a muchas cosas que realmente me afectaban y que no deberian hacerlo. Me hace disfrutar mas de todo, de lo que veo, de lo que me rodea, de lo que oigo. Avanzo, avanzo con todos los demas y eso es hermoso. Estar rodeado de gente con la que el azar nos unió y avanzar con ellos hacia lo desconocido, eso no puede ser oscuro, eso no puede ser triste, no. Eso seguro que es hermoso. Al final es hacer viajar, ir en un coche, metido con gente que quieres avanzando por una carretera en la que desconoces que hay en los proximos cien metros. Eso es. Esta es otra etapa

lunes, mayo 23, 2005

Diarios-Nocturnos

Escribir un diario debe ser bonito, al menos es un acto bastante intenso. Es describirse para leerse. Releer tu vida a traves de tu propias letras. Es una manera de dejar algo de ti. Quiza es la manera de dejar, mas que un libro sobre ficción o una canción. Dejar la narración de cada uno de tus dias es una manera de dejar una huella de cada dia, de cada acto que consideras necesario que sea recordado.

He leido diarios de otros o al menos me han leido sus diarios, otros. Hemos leido diarios de desconocidos, diarios de conocidos. Diarios minimalistas, como el de Marta, que simplemente ennumera lo que hace cada dia. No hay narración, no hay emociones, solo, a la manera de una agenda, cuenta lo que hizo ese dia. Sin embargo Carmen, un dia nos enseño el suyo, leyó algún dia especifico, creo que el que leyó lo escogió al azar. Era minuciosa, narraba con cuidado no solo lo que había realizado a lo largo de ese dia, sino determinados pensamientos que había tenido haciendo esas actividades. Me impresionó, yo no sería capaz de hacerlo, pero reconozco el mérito, lo emocionante de abrir tu diario en una página, leer con exactitud lo que hiciste, lo que pensaste mientras habías estado viendo una pelicula en el cine o las sensaciones que te produjo aquella conversación en un bar, en cualquier bar, una conversación que en otro caso se hubiese evaporado en el tiempo. Hay diarios simplemente de emociones, de confesiones, de esos casi no he leido, salvo el de alguna noviecilla allá cuando tenía quince años. Yo, a su manera llevo mi propio diario, no escrito. Tengo una memoria exagerada para las fechas, pero en la memoria se pierde la magia del diario, lo bonito es lo escrito. El diario de Martínj, por ejemplo. Cuidado, bonito. Escrito con la letra de Martín, que verla escrita ya dice muchas cosas, apoyado con una Polaroid sacada ese día. Contando aspectos intimos y muy filosóficos de su vida, contados de una manera emocionante. Cuando leia el diario de Martín sentía que leía el diario de algun artista precursor de un movimiento artistico. Trasmitia esa sensación que trasmite leer por ejemplo el diario de Pavesse. Gente que vive instalada en el Arte, que el Arte es su vida, que reflexionan desde el arte y que son artistas por que viven y piensan como ello.

Son diferentes tipos de diarios, todos interesantes. Que trasmiten detalles del individuo que lo escribe. Luego esta lo otro, lo que va a hacer Felix, o lo que al menos piensa Felix. Escribir un diario de sueños, un diario donde cuente lo que ha soñado cada noche, y como muy bien dijo, sería un nocturno.

domingo, mayo 08, 2005

Propuesta

Me leo, aunque es dificil realmente que soporte releerme, entonces mas que revisar las cosas que escribo las miro rapidamente, desde arriba, como quien mira a los lados cuando pasa fugaz por una carretera. Observo un tema común en estos ultimos meses: La memoria, el paso del tiempo, yo metido en esos elementos. Aunque si realmente me miro siempre he paseado por esos temas, siempre coqueteo con lo mismo. Cierto que en otras épocas me he visto creando mundillos, situaciones ficiticias. He ido obervando lo que he escrito en los dos ultimos años, que es posiblemente la época mas productiva, o si no mas productiva, mas marcada, mas registrada, mas recuperable, pues hasta entonces siempre habían sido papeles, trozos de servilletas o cuadernos desordenados y anarquicos. Esto no ha cambiado, sigo siendo desordenado y anarquico, pero Internet me ha ayudado a conservar con mas seguridad las cosas que he ido escribiendo. En estos dos años registrados hay pocas cosas que salvaría de la quema, por respeto a mi mismo, quiza, dejaría alguna. Ninguna de las cosas que he escrito en estos años tienen el mas minimo interes.

He escrito en estos años un par de cosas algo mas largas, llevo unos dias masticando la idea de otra, de entregarme con cuidado y sin prisas a la redacción de un texto largo basado en determinadas ideas y sensaciones que me molestan en la cabeza y que de alguna manera debo sacar. Lo se de antemano, será un fracaso, será horrorosa, pero como siempre, lo divertido será el proceso, el sentarme aquí, ponerme un disco como banda sonora y narrar con desorden y anarquía, sin tecnica y torpemente, emocionarme y teclear cada vez mas rapido mas poseido por esa historia incomprensible e inconexa.

Dejo aquí constancia de ello, en un domingo primaveral y hermoso del año 2005

miércoles, mayo 04, 2005

Vuelta a casa

Tengo ganas de hablar del viaje, de escribir sobre estos dias en los que hemos estado fuera pero no se como hacerlo, quiza reciente, quiza hay que dejar pasar unos dias. He pensado mucho estos dias, he sentido bastantes cosas, reflexiones en medio de la alegria. Ahora estoy en Madrid, en medio de la rutina, de mi vida normal, pero miro atrás y veo los pequeños gestos del viaje, las cosas que te produjeron risa o emoción. Andrea haciendo una foto tirado en el suelo con los pies por delante de la cámara en la parte de atrás de un restaurante en Burano, las cifras de Carmen, Marta contra el Azul, contra el Verde, contra el violeta de algunas de las casas de ese pueblo de colores. Los cuatro en medio de todo esto, tomando un vino con la emoción de siempre, con la emoción de las cosas nuevas.

He imaginado nuestro futuro, he sentido nostalgia por ese viaje cuando aun lo haciamos, he visto unos años mas tarde a los cuatro en vidas diferentes, mas mayores, hablando de ese viaje con distancia, no recordando bien en que año lo hicimos, viendo el recorrido veloz que supone recordar. ¿Que imagenes nos vendrán de ese viaje cuando lo recordemos allí, dentro de muchos años?. Que sentiremos cuando hablemos de Venecia.

Videos

Loading...

Mi lista de blogs

Afuera

Recent Posts